25 June, 2024
Noticias Opinión

¿Una Petroconstituyente?

¿Una Petroconstituyente?
¡Comparte!

Finjamos asombro que el presidente Gustavo Petro anunciara en el podio que quiere convocar una Asamblea Nacional Constituyente, un hombre que está desesperado al observar cómo sus reformas se derrumban una a una en el Congreso, su canciller suspendido, ministros llamados a moción de censura y ser cuestionado por la mala gestión de su agenda y sin mencionar la supuesta paz total que ni siquiera logra tener en la Casa de Nariño con cada escándalo que empaña al despacho. Sumado el desprecio que ha tenido este Gobierno con el departamento de Antioquia.

Al parecer todos conocemos la típica frase cuando Petro anuncia cada vez que tiene una crisis existencial: “Yo soy el mandato popular”, pero se le olvida que la popularidad esta por el piso. ¡Que ironía!

La Constitución del 91, tan solo lleva 33 años de edad, como la edad de Cristo y este intento de Mesias quiere crucificarla, esta misma Constitución que ayudó a redactarla el grupo guerrillero M-19 con 19 constituyentes; muchas coincidencias en tan solo un párrafo.

Otro dato curioso: en la elección para elegir a nuestros constituyentes del 91, existió un 70% de abstención. Creo que la representación de Colombia queda entre dicha. Y Gustavo Petro nunca fue un constituyente.

Al parecer, es un fetiche que los gobernantes de izquierda quieran modificar la Constitución. Vemos a Venezuela en el año 2017, en cabeza de Nicolas Maduro que presenta por vía decreto presidencial N° 2830 la Asamblea Nacional Constituyente; y al Gobierno de Chile en cabeza de Gabriel Boric quien llegó a la Presidencia a causa de las protestas orquestadas desde 2019 a 2020, el mismo que lideró el supuesto estallido social, con la promesa de modificar la constitución de Chile, en el que ha tenido 2 intentos fallidos de modificarla y con una aprobación de su gobierno del 27%.

Al parecer los mandatarios de izquierda ven a la Carta Magna como una gran bandeja paisa y ven los cubiertos como una Constituyente.

No es el momento de pensar en reformar de nuevo nuestra Constitución, cuando existe un abandono institucional en varias zonas de nuestro territorio que cada día crece y crece, acarreando las tomas de grupos armados ilegales, un Gobierno desconectado con los departamentos en cabeza de nuestros gobernadores, un Presidente que está siendo investigado por irregularidades en la campaña presidencial con su hijo, por presuntamente recibir dineros del narcotráfico.

Es preocupante que el presidente Petro en reiteradas veces acusara nuestro sistema democrático, el mismo que lo tiene sentado en la Casa de Nariño y al mismo tiempo admirara el sistema democrático venezolano, el mismo que no deja participar a la oposición y existe demasiados indicios de fraude electoral.

Es este mismo mandatario que quiere convocar una Asamblea Nacional Constituyente, quien está más preocupado por las próximas elecciones presidenciales que por las masacres, la corrupción de su gabinete, el decrecimiento económico, el choque constante con las Cortes e incluso amenazante con los togados y el debilitamiento de la Fuerza Pública.

No es el momento de estar jugando al emperador, y tomar de juguete nuestra Constitución, es el momento de gobernar por el bien de Colombia, mas aún cuando queda solo dos años de su mandato.

¿O acaso piensa gastarse el resto de su mandato en convocar la Asamblea Nacional Constituyente, tanto delirio de grandeza tiene?

Columna de opinión

Cristian Salcedo