21 July, 2024
Noticias Opinión

Opinión: Vecinos indeseables parte dos: El Africano

Opinión: Vecinos indeseables parte dos: El Africano
¡Comparte!

Continuando el hilo de la columna anterior, otra de las grandes plagas que están azotando a los ecosistemas y ciudadanos antioqueños y, que al igual que El Ojo De Poeta, es una especie foránea e invasora, es el El Caracol Africano

Esta especie altera los ecosistemas locales y rompe el equilibrio sistémico al consumir una amplia variedad de plantas, incluyendo cultivos agrícolas y plantas nativas, lo que afecta significativamente la estructura y función de los ecosistemas nativos.

De igual manera, genera una alta propagación de enfermedades pues actúa como vector de parásitos y patógenos que afecta tanto a animales, especies vegetales como a humanos, introduciendo nuevas enfermedades a los ecosistemas y transmitiendo parásitos como el Angiostrongylus Cantonensis, causante de la meningitis eosinofílica en humanos, representando una amenaza para la salud pública.

La proliferación de caracoles africanos ha sido tan alta en varias comunas de Medellín y del oriente antioqueño, que ha generado un impacto negativo en la calidad de vida de miles de comunidades, por ejemplo: En las comunas 1 Santo Domingo, 2 Santa Cruz y 4 Aranjuez debido a su presencia masiva en áreas residenciales, zonas verdes y áreas agrícolas, son voluminosas las denuncias de afectaciones a la salud de niños y adultos mayores. Hoy según el ÁreaMetropolitana, la ciudad cuenta con 117 puntos críticos. 

Ante esta presencia masiva, las comunidades han debido invertir tiempo y recursos en la gestión y control de esta especie, en particular, porque las autoridades ante el llamado de la ciudadanía, han sido reiterativas en solicitar que deben ser las mismas comunidades las que deben recoger estos animales y cuando tengan cantidades representativas, entregarlas a la autoridad ambiental o sanitaria para que estánprocedan a su manejo, lo que puede ser particularmente gravoso para zonas rurales y de bajos recursos.

En la zonas agrícolas, la presencia y el impacto negativo del caracol africano también se ha sentido con severidad, pues cada vez afecta con mayor gravedad los cultivos, lo que se ha traducido en pérdidas significativas para los campesinos y en ladisminución de la producción agrícola. Esto sin contar con que los programas de control y erradicación son costosos, incluyendo el monitoreo, aplicación de tratamientos y la educación pública para el manejo integral de la plaga.

Así mismo, la presencia de estos caracoles en cultivos puede limitar las exportaciones agrícolas debido a restricciones fitosanitarias impuestas por otros paísesy los daños a la producción y la necesidad de gastar recursos en el control de la plaga. Acciones quereducen la competitividad de los agricultores antioqueños en el mercado local e internacional. Esto sin mencionar que la presencia de estas plagas puede desalentar la inversión en el sector agrícola debido a los riesgos para la producción y los costos adicionales asociados a su manejo.

Ante este panorama, urge que se creen agendas de trabajo conjunto que vinculen a los gobiernos, los campesinos, grandes empresarios agrícolas y comunidad para evitar la propagación de estas especies y fortalecer las directrices locales de control de plagas, algo que a la fecha no sucede.

Así mismo, se deben promover y fortalecer los grupos comunitarios que trabajen en la erradicación de plagasy el estímulo de prácticas agrícolas y de jardinería que minimicen su propagación. Urge implementar prácticas responsables de desecho de residuos para no fomentar ambientes propicios para el caracol africano y educar a las comunidades para que sigan losprotocolos de manejo y prevención establecidos por las autoridades ambientales y sanitarias.

Al igual que con el ojo de poeta, en este caso, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) deben hacer actividades de monitoreo y control para la detección temprana de estas plagas y desarrollar e implementar programas de control específicos.Investigar métodos efectivos de control y erradicación de estas especies invasoras y colaborar con la academia para desarrollar soluciones innovadoras.