23 July, 2024
Noticias Opinión

Opinión: Tiempos de retos, tiempos de cambios

Opinión: Tiempos de retos, tiempos de cambios
¡Comparte!

Cuando la vida nos pone por delante situaciones difíciles, tenemos dos opciones: huir o enfrentar. Algunos, al igual que un avestruz se agachan y esconden la cabeza, creyendo que los problemas y dificultades van a desaparecer, mientras otros se sacuden y se preparan con valor para enfrentar el problema.

Si bien es cierto que vivimos tiempos de desafíos a nivel económico, social, cultural, moral, espiritual entre otros; todo esto implica, que cada persona busque adaptarse y asuma las cosas de la mejor manera. Como dice el escritor Español Álex Rovira “Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”.

Dicen que ningún mar en calma hizo experto a un marinero, y esto se ve reflejado en que medio de las dificultades nos vemos ante el reto de ser fuertes y ser mejores. Muchos de nosotros que crecimos en medio de necesidades, aprendimos a valorar cada pequeña cosa y a esforzarnos por lograr tener unas mejores condiciones de vida, lo cual hace que apreciemos demasiado cada logro obtenido. Como decía el gran padre del psicoanálisis Sigmund Freud: «He sido un hombre afortunado, nada en la vida me ha sido fácil».

Por el contrario, muchos jóvenes de hoy que forman parte de la generación de cristal, ante el primer problema o situación de frustración ya se quieren lanzar al abismo o tirar la toalla. Y en parte muchos padres tenemos la culpa, puesto que, en la infancia por evitarles tristezas y malos ratos a los chicos de hoy, no dejamos que tengan la oportunidad de aprender a resolver sus conflictos y enfrentar sus propias luchas.

Por esto mismo, es que ante una sociedad acelerada y convulsionada tenemos el reto de detenernos y pensar sobre el, ¿Cómo estamos viviendo? Muchas cosas afuera quizás no cambien y el mundo seguirá su curso, pero si cada uno revisa lo que debe hacer para que su vida sea mejor, quizás algo nuevo surgirá.

Quizás no depende de nosotros que nos cambien el jefe que nos fastidia, el profesor que no toleramos, el familiar insoportable, el vecino bulloso o cualquier realidad externa que nos incomoda, pero si depende de nosotros hasta donde le damos poder a esas personas, situaciones o circunstancias, para que nos quiten la paz.

En ocasiones, en tono de broma le digo a mis estudiantes “Ustedes no son culpables de la cara que tienen, pero si son responsables de la cara que ponen”. Ocúpate cada día en ser tu mejor versión, y ante la adversidad piensa que cada problema está ahí para enseñarte algo, todo es cuestión de como percibes el problema, porque lo que para unos es un obstáculo, para otros es un trampolín.

Para la psicología “solo cambiamos, en la medida que aceptamos” deja ya de quejarte de tus padres, de la situación, del gobierno, del mundo, y decide cambiar tú, verás como aprenderás que aunque haya tempestad, caminarás plácido y sonriente bajo la lluvia.

Opinión

Cristian Duque López