25 June, 2024
Noticias Opinión

Opinión: Plan de Desarrollo La Ceja 24/27

Opinión: Plan de Desarrollo La Ceja 24/27
¡Comparte!

Todo indica que en las próximas dos semanas nuestro renovado Concejo Municipal de La Ceja del Tambo sesionará extraordinariamente para dar inicio al estudio, revisión y evaluación del plan de desarrollo La Ceja 2024 – 2027, una ruta de navegación superior que alineará el futuro municipal y que deberá ser auditado, perfeccionado e intervenido a criterio por cada uno de los trece corporados.

El plan de desarrollo denominado “Es el momento de todos” ya establece con claridad quépretende ejecutar, ambiguamente indica cómo lo hará y pretenciosamente cuanto valdrá; Sin embargo, territorialmente a dónde llegará, es un pilar volátil, tan imprescindible que debe asentarse con certeza en el mapa de La Ceja.

Seis gruesas líneas estratégicas propuestas por la Alcaldesa Maria Ilbed Santa y su gabinete de trabajo, conforman esta importante herramienta de gestión que promoverá el desarrollo social, la atención de necesidades insatisfechas y el mejoramiento de la calidad de vida para el nuevo cuatrienio en curso, su borrador está publicado en la página web de la Alcaldía de La Ceja para lectura e interés público, en él despliega su contenido a través de una proposición de amplios componentes, detallados programas y productos donde caben en un alto porcentaje toda la gestión y administración que el territorio merece.

Sin embargo, para que el pórtico que sostiene el Plan de Desarrollo quede bien articulado, el qué, cómo, cuanto y dónde deberá conectarse con claridad, para eso es determinante hacer una coordinación justa y rigurosa entre cada una de las seis líneas de trabajo allí dispuestas, asentándolas con precisión hacia todas y cada una de las zonas urbanas y rurales del municipio en sus 133 km2 de extensión donde habitamos a hoy más de 70 mil personas y creciendo…

¿Cómo se tejen cada una de las seis líneas estratégicas con cada una de las zonas del municipio? Debería ser la pregunta principal en el Concejo, es en esa repartición proporcional y sustentada de acciones e inversiones, donde la ciudadanía se siente amparada y bien gobernada por sus mandatarios, no puede ser que una vereda reciba mayor intervención y asistencia que otra que también lo requería como sucedió en periodos anteriores o que un barrio X obtenga mayores beneficios que un barrio Y. Todos cuentan en igualdad de prioridades y soluciones desde los retos y dificultades singulares que ya se tienen identificados.

Un plan de desarrollo tampoco debería ser una colcha de retazos cada cuatro años, una pieza inconexa con los buenos resultados de los planes anteriores, los gobiernos pasan y las ciudades permanecen, con aciertos o no las obras inconclusas heredadas del gobierno anterior deben terminarse para beneficio colectivo, los proyectos planteados por la actual administración y sus principales logros desearíamos que a futuro tengan articulación con próximos gobiernos y así concatenadamente pensarnos y gestionarnos en el tiempo.

Finalmente, medir nuestra capacidad en todo el sentido de la palabra (humana, económica, material y fiscal…) permitirá establecer proyectos bien planeados y completamente inaugurados, los elefantes blancos y las obras faraónicas emergen también por ambición y narcisismo donde el más perjudicado es el ciudadano y no el afanado administrador. No sobra nunca, insistir a la corporación y los entes de control tener la lupa puesta para prevenir actos de corrupción, infortunadamente para esa pandemia en Colombia aún no hay antídoto suficiente.  

A la Dra. María Ilbed sabiduría y buenas aprobaciones, del acierto de sus decisiones depende el éxito de nuestra patria chica La Ceja del Tambo. “El momento de todos” ya es en tiempo presente, una construcción de cada día.

Opinión:

Christian Castro López