21 July, 2024
Medellín Noticias

Reconocido actor chileno apareció muerto en Medellín, habría usado una app de citas

Reconocido actor chileno apareció muerto en Medellín, habría usado una app de citas
¡Comparte!

Un nuevo extranjero fue encontrado sin vida en Medellín y esta vez se trata de un reconocido actor chileno identificado como Alez Araya, de 42 años, quien fue encontrado sin vida en un apartamento ubicado en la capital de Antioquia.

El hombre oriundo de la ciudad de Antofagasta, Chile, llegó a la ciudad el sábado 1 de junio para pasar unas vacaciones, pero su cuerpo fue encontrado sin vida en el apartamento donde se estaba alojando.

Araya tenía planeado quedarse en Medellín hasta el 11 de junio y había arrendado un apartamento por medio de una aplicación de arrendamiento express, en ese mismo lugar, habría decidido pactar encuentros con mujeres a través de la famosa aplicación de citas Tinder , en la que concretó dos encuentros, uno el 3 y otro el 6 de junio.

Justamente en esa última cita, que Araya pactó con dos mujeres, fue la última vez que se le vio con vida. Las cámaras de seguridad del apartamento dejan ver que cerca de las 11:00 p.m. el hombre entró con las dos acompañantes y, dos horas después, ambas mujeres salen del lugar.

Eduardo Araya, hermano del actor Alex Araya, a través del medio de comunicación chileno La Tercera, confirmó que su hermano tuvo un encuentro con las dos mujeres y aseguró que el encuentro del 3 de junio también fue con ellas.

“Se llevaron sus tarjetas, vimos que hicieron viajes a través de la cuenta de Uber de mi hermano y así nos dimos cuenta de que hay más personas involucradas, que ellas eran parte de un grupo que se dedica a hacer estas cosas. También se llevaron su teléfono, hicieron compras con sus tarjetas en bencina, supermercados, en una joyería y también hicieron giros”, aseguró Eduardo Araya.

Aunque aún no se ha podido establecer la causa real de la muerte, el hermano y la familia de Alex Araya aseguran que las dos mujeres habrían utilizado ‘burundanga’ para tenerlo en un estado de indefensión y así lograr obtener las claves de su teléfono y tarjetas: “Lo dejaron desnudo sobre la cama, boca a bajo. No tenía signos apartes de violencia por parte de terceros, pero la verdad es que hay muy poca claridad de lo que ocurrió”, aseguró Eduardo Araya al medio La Tercera.