28 May, 2024
Medellín Noticias

Debido al estrés del cautiverio, una lora de autolesionó hasta la muerte

Debido al estrés del cautiverio, una lora de autolesionó hasta la muerte
¡Comparte!

A la estación de paso del Jardín Botánico de Medellín llegó una lora frentiamarilla. La recibieron en un estado de salud lamentable: tenía varias partes de su cuerpo peladas, sin plumaje, y su cuerpo reflejaba un sufrimiento prolongado. Aunque intentaron salvarla, finalmente murió, después de mucho sufrir.

La lora, según la historia relatada del Área Metropolitana, había estado 10 años encerrada en una jaula pequeña, donde desarrolló un estrés que se fue agravando con el paso del tiempo. Ese estrés generó en el animal un comportamiento patológico, autodestructivo, que terminó por empeorar su estado de salud.

Diana Montoya, subdirectora ambiental del Área Metropolitana, contó que el ave fue entregada de manera voluntaria en el Jardín Botánico. La persona que la entregó dijo que, a su vez, la había recibido de una familia que vivía en el nororiente de Medellín, donde asesinaron a un policía. Según el testimonio de esta persona, al animal lo alimentaban mal, con chocolate y semillas.

El estrés provocó que la lora se autolesionara, un comportamiento llamado picaje severo, es decir, comenzó a picar su propio cuerpo hasta quitarse las plumas y parte de la piel. Es un comportamiento patológico de animales que están expuestos a un estrés prolongado.

Era tal el estrés que el ave se había provocado una fractura y no podía siquiera volar. El diagnóstico fue negativo y se supo que la lora, debido a esa autoflagelación, no iba a sobrevivir. “Queremos sensibilizar a toda la ciudadanía sobre la no tenencia de fauna en cautiverio”, comentó Montoya, quien agregó que además de hacerles daño a los animales, con el cautiverio se hace daño también a los ecosistemas donde naturalmente habitan estas aves.