25 June, 2024
Medellín Noticias

Al menos 17 vacas murieron en corregimiento de Medellín tras impacto de rayo

Al menos 17 vacas murieron en corregimiento de Medellín tras impacto de rayo
¡Comparte!

Las lluvias siguen ocasionando estragos a lo largo y ancho del territorio nacional, donde se han presentado fuertes afectaciones tanto en zonas urbanas como en los campos, donde las personas que tienen cultivos y animales han tenido que hacer esfuerzos para evitar que su modo de sustento se vea afectado.

Lamentablemente, uno de los lugares donde se han presentado afectaciones es Medellín, donde las intensas precipitaciones de los últimos días han provocado daños considerables en varias partes de la ciudad, de acuerdo con lo informado por las autoridades y los pobladores.

Las lluvias intensas y los fuertes vientos causaron la caída de varios árboles y afectaron a diferentes lugares de la capital antioqueña durante el fin de semana con puente festivo. Sin embargo, uno de los hechos que más llamó la atención está relacionado con el fallecimiento de 17 vacas, por causa de un rayo.

De acuerdo con lo informado por las autoridades, un rayo impactó en San Antonio de Prado, un corregimiento ubicado en el extremo suroriente de la ciudad. El hecho acabó de inmediato con la vida de las reces que se encontraban en el terreno donde sucedieron los hechos.

La comunidad local informó a las autoridades que los animales murieron al recibir la descarga eléctrica de manera directa en el terreno donde se encontraban en medio de un fuerte aguacero, por lo que se encendieron las alarmas para los trabajadores de la región.

Ante esta situación, se conoció el pronunciamiento oficial del Departamento Administrativo de Gestión de Riesgo de Desastres (Dagrd) de Medellín, que confirmó su intervención en la situación y destacó que la Secretaría de Medio Ambiente será la encargada de la disposición final de las reces.

Por causa de este evento, la Alcaldía de Medellín y las autoridades de gestión del riesgo reiteraron la importancia de evitar ubicarse cerca de árboles o en campos abiertos durante aguaceros, con el fin de prevenir incidentes con descargas eléctricas en las personas y también velar por el cuidado de sus animales en medio de esta temporada de lluvias que promete intensificarse en los próximos días.