23 June, 2024
Departamento

Creditazo: la energía bajará pero luego se cobraría la rebaja

Creditazo: la energía bajará pero luego se cobraría la rebaja
¡Comparte!

Pese a que el alcalde de Medellín, Daniel Quintero y el gerente de EPM, Jorge Andrés Carillo, anunciaron con bombos y platillos que los precios de la energía se congelarían y bajarían en Antioquia, tal parece que esta estrategia puede llegar a ser contraproducente.

En las últimas horas, la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez dijo frente al esquema anunciado por Empresas Públicas de Medellín que es muy parecido al implementado durante la pandemia para permitir que las empresas operadoras redujeran las tarifas durante un periodo determinado. Los excedentes no cobrados en ese periodo son cargados posteriormente a los usuarios de acuerdo con el esquema tarifario de cada operador.

De acuerdo con la ministra, debido a este esquema, se estima que en el país existen saldos no cobrados por un valor de al menos $4,4 billones, los cuales deberán ser recuperados de alguna manera. Estos saldos también se encuentran presentes en la región de Antioquia, donde opera EPM.

“Hay un esquema de financiación de tarifas que se llama la opción tarifaria, es un esquema que surgió en el contexto del covid, en el cual se decide que las empresas operadoras puedan reducir la tarifa en un determinado periodo de tiempo. El excedente que se da respecto a lo cobrado se carga posteriormente a unos saldos, que después, en el tiempo, el usuario deberá ir pagando según el esquema tarifario de cada uno de los operadores”, dijo Vélez.

Las declaraciones de la ministra se dan después del anuncio de EPM de reducir gradualmente las tarifas de energía durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, y luego incrementarlas gradualmente hasta diciembre.

El objetivo de esta medida es aliviar los cobros realizados a los usuarios. Según el gerente de EPM, Jorge Andrés Carrillo, esta reducción y posterior incremento buscarán no superar el valor de referencia de junio.

EPM fundamentó este alivio tarifario en resoluciones emitidas durante la pandemia y en el Pacto por la Justicia Tarifaria liderado por la ministra Vélez el año pasado. Sin embargo, durante la discusión de este pacto, EPM había anunciado que no se acogería a una de las resoluciones aplicadas. Por otro lado, la otra resolución estableció el esquema tarifario que permitió a EPM diferir cobros en el pasado, los cuales fueron asumidos por los usuarios.

El congelamiento de tarifas anunciado por EPM generaría un impacto económico que oscilaría entre los $130.000 y los $400.000 millones, los cuales serían asumidos con los recursos propios de la empresa.