Opinión ¿De quién es la tarea?

Estos días para muchos papás hay preocupación por adquirir las listas escolares que en las Instituciones Educativas solicitan para llevar a cabo el acto académico dentro del proceso de formación de los hijos, que además el estilo de los cuadernos se han vuelto moda  y por ello los costos son elevados; pero también hay tranquilidad, porque ya no hay que preocuparse sobre ¿Con quién voy a dejar el niño o la niña?, ¡si quiera ya regresan de vacaciones!

Pero ¿será que es un desentenderse de la formación de sus hijos y se la delegamos solo a los docentes en los colegios?, un problema hoy es que muchos estudiantes tienen acudiente para firmar la matrícula pero el resto del año son ausentes, si aparecen para la entrega de notas es mucho decir, pero se hace notorio ver niños y adolescentes que portan mal el uniforme, son irresponsables con sus tareas y  esto se debe a que no hay disciplina en sus hogares fruto de la soledad en la que viven, por que para muchos ser papá y mamá es trabajar para propiciar lo material y no hay duda, es necesario, pero hay elementos irrenunciables de la vida que ni el dinero, ni los obsequios pueden suplir, solo por citar: el buen ejemplo, el abrazo cercano, la palabra de ánimo ante la dificultad, la corrección justa ante los errores.

La tarea de acompañar el proceso de formación de los niños, adolescentes y jóvenes se realiza en equipo, en el hogar hay unos roles específicos que en el colegio se potencializan, al igual que los elementos que se brindan en el colegio deben ser reforzados en casa, la gran falla es que no se habla el mismo lenguaje, los papás creen ser los abogados de los hijos y muchos siendo ausentes del proceso, aparecen para defender de las “injusticias” del docente a sus hijos, condenando sin escuchar y algunos de los estudiante respondiendo como es normal a su proceso con inmadurez, no asumen su responsabilidad y manipulan la información a su antojo para quedar bien, pero los únicos que se hacen daño son ellos, porque son quienes crecen con vicios como la mentira, la hipocresía y la manipulación. Pero no se debe desconocer que también hay docentes tiranos, sin embargo solo un papá que acompaña tendrá objetividad para actuar.

Ojalá este año muchos papás y mamás que han sido ausentes en otros momentos, se hagan presentes para acompañar el crecimiento humano-académico de sus hijos y sean aliados de las instituciones donde por confianza confían la vida de los seres que más se ama y por quienes sacrificamos tanto. De modo que se puedan hacer frente junto a las dificultades de cada niño  y permitirle ser un hombre o mujer de bien.

No midamos a los niños por una simple nota, muchos sacan 1 y saben mucho, otros sacan 5 y no saben nada, exijamos según la capacidad intelectual de los estudiantes pero hagámoslo con amor; acompañemos, motivemos y corrijamos a tiempo para que después no haya que sentir remordimientos porque no se hizo bien la tarea.

¿De quién es la tarea?

*Columna de opinión | Jhon Fredy Arenas García | Joven rionegrero, docente de Filosofía y Educación Religiosa, apasionado por los medios de comunicación; un líder, con espíritu de servicio, sentido de fe, entusiasta y soñador, que hizo de sus aliadas, a las letras para expresar junto con ellas ideas que busquen crear conciencia de respeto social.

1 pensamiento sobre “Opinión ¿De quién es la tarea?

  1. Muy cierto, los padres de familia dejan la formación de sus hijos en manos de los docentes,arguyendo que estan pagando para que sus hijos aprendan. Pero como lo anota Jhon Fredy, no hay un debido acompañamiento en casa.

Los comentarios están cerrados.