Opinión: Es hora de planear bien a La Ceja

La Ceja no es la misma de hace 10 años. La congestión vehicular que se presenta en horas pico demuestra que nos quedamos cortos en planear a largo plazo el municipio.

No es la misma de hace 10 años, porque las tradicionales heladerías fueron cambiadas por panaderías y las casas antiguas por grandes edificios. Estamos cambiando nuestra dinámica cultural y no nos estamos dando cuenta.

Hay días en que un recorrido en carro desde el sector La Cruz hasta el sector La Vuelta puede tardar hasta 20 minutos. La bicicleta la desplazamos por las motos (se calcula que en la actualidad hay registradas más de 7 mil motocicletas en el Tránsito Municipal) y poco a poco vamos perdiendo nuestra vocación de pueblo a convertirnos en una ciudad, con sus problemas y todo.

Nuestro Municipio desde hace algunos años decidió que quería crecer en altura y que las urbanizaciones que se construyan sean estrato 4, 5 y 6, esto implica menos subsidios y mayores ingresos por concepto de impuesto predial. Sin embargo, eso encareció la tierra y aumentó la oferta y la demanda. En La Ceja ya no se encuentran casas en arriendo en menos de 500 mil pesos. Ahora los apartamentos se alquilan por 800 mil o un millón de pesos. Por algo, somos de los municipios, según la Lonja Propiedad Raíz que más valorizó su tierra en el 2016, una cifra que no nos enorgullece.

La mayoría de los nuevos habitantes de La Ceja son personas con alto valor adquisitivo y que decidieron venir a vivir a La Ceja por su tranquilidad y paisaje. Sin embargo, muchos llegaron con sus carros y con ellos los trancones. A ellos los invitamos a comprarse una bicicleta y salir al parque en ella. Son bienvenidos a esta tierra.

Bienvenido el desarrollo urbanístico si trae consigo nuevas dinámicas económicas, pero que no cambien nuestra cultura. El Concejo Municipal tiene el reto de consolidar un Plan Básico de Ordenamiento Territorial que estructure una política de crecimiento ordenado y que piense también en los cejeños que hemos crecido aquí y que hoy ven encarecida la tierra para construir su vivienda. Un plan que proteja nuestro patrimonio y defina la ruta para el futuro.

¡Bienvenidos todos a La Ceja! disfruten de este paraíso que Dios nos da la oportunidad de disfrutar todos los días.

*Columna de opinión | ILBED SANTA SANTA | Personera Municipal La Ceja

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*