14 April, 2024
Medellín Noticias

Autor de accidente en ciclovía de Medellín negó a dormir en casa donde estaba tomando licor

Autor de accidente en ciclovía de Medellín  negó a dormir en casa donde estaba tomando licor
¡Comparte!

Medellín no sale del estupor tras la tragedia ocurrida en la ciclovía de la avenida El Poblado que dejó una persona muerta y tres más heridas, después de que un conductor borracho se pasara el separador y las embistiera.

Tulia Cristina Mejía Molina, de 60 años, fue la mujer que recibió el impacto directo del carro blanco el cual era conducido por un joven de 23 años en estado de alicoramiento. La adulta mayor perdió la vida en el sitio.

Al conductor del Chevrolet Tracker, implicado en el accidente, al ver su estado luego del impacto de inmediato lo trasladaron a las instalaciones de la Secretaría de Movilidad de Medellín, donde le hicieron las pruebas de embriaguez. Se encontraron con que le marcó 148 miligramos de alcohol en la sangre, lo que representa un grado 2.

El grado 2 representa que el sujeto se habría tomado alrededor de 8 cervezas combinando 3 o más licores fuertes. Tras los hechos trascendió que el joven estaba departiendo con amigos en Envigado. No obstante, decidió no quedarse a dormir, tomó las llaves, encendió el carro y recorrió varias zonas del Área Metropolitana, hasta que en la avenida El Poblado, se quedó dormido y ocurrió el accidente.

Publicidad
Alcaldía de La Ceja - Ilbed Santa

“Hablamos con el joven y su familia y están destruidos por lo sucedido, al igual que los familiares de la señora que falleció. Por esto hago un llamado a que seamos conscientes de lo que hacemos porque por una mala decisión, por un exceso de confianza, se presenten estas tragedias”, manifestó el secretario de Movilidad de Medellín.

Luego de este accidente y de que se surtieran todos los efectos legales, al conductor de este vehículo lo trasladaron a la Fiscalía para su judicialización, debido a que, según la ley 1696 de 2013, la conocida popularmente como la Ley Merlano, se establece que este pasa a catalogarse como homicidio doloso y no culposo, como hubiera ocurrido si esta persona estuviera en sus plenas facultades.