14 June, 2024
La Ceja

¡Humildad intacta! Así es al cotidianidad de la nueva alcaldesa de La Ceja; sigue viajando en bus

¡Humildad intacta! Así es al cotidianidad de la nueva alcaldesa de La Ceja; sigue viajando en bus
¡Comparte!

Una particular escena se vivió ayer en un bus de servicio público que opera entre Medellín y La Ceja. A varios usuarios, les causó curiosidad haber visto a la Alcaldesa electa Ilbed Santa, subida en la ruta que la llevaría a la capital, al igual que ellos, algo que para muchos y más para un alcalde electo sería impensable.

Más allá de los egos o la vanidad que puede generar la máxima dignidad de lo público, en muchos casos, tras su rostro bonachón, su sonrisa empatica, se encuentra una mujer que por años se ha untado de pueblo, esa misma que cada sábado se le ve mercando en la plaza de mercado cargando la talega, o que de vez en cuando se le ve comiéndose unas empanadas o un tarrito de chunchurria en la esquina del sector La Cruz junto a su esposo y sus hijas.

Ilbed Santa es una mujer humilde, que como muchos jóvenes se formó a pulso y con mucho esfuerzo, ese mismo que le ha abierto las puertas no solo en lo público, también en el sector privado y que precisamente el pasado 29 de octubre, la llevó a ser la primera mujer alcalde de la localidad, un hito que se acomoda perfectamente a su personalidad, pues ella misma se considera una ciudadana de a pie, más allá de su nuevo cargo tiene claro si que su rol es de la gente y para la gente.

Al preguntarle por este particular momento que se dio dentro de su cotidianidad, pues no se trató de un cliché publicitario, porque al igual que ahora, lo ha hecho durante 20 años, con una sonrisa espontánea respondió, “La vida continúa así sea alcaldesa, mi esencia nunca cambiará y seguiré siendo la Ilbed de siempre”.

Este momento que fue grabado por una de las personas que se movilizaba en el bus, nos hace remontarnos 15 días atrás, cuando en medio de la transmisión de los resultados electorales, nuestro equipo la llamó al aire para felicitarla y para que se dirigirá a sus electores, conmocionada por la voluntad del pueblo, estalló en llanto y agradeció a las personas, nos preguntaba una y otra vez si era verdad, pues no lo creía, como si de un sueño se tratara.

Se ha ganado La Ceja una dirigente humana, una hija, una hermana, una Mamá.