Ayer fue el sepelio del niño Maximiliano, asesinado por su familia

Ayer, en el nordeste, le dieron el último adiós al niño Maximiliano Tabares, quien fue torturado y asesinado por presuntos integrantes de una secta satánica.

Tuvieron que pasar más de 20 días, para que medicina legal entregara el cuerpo del menor, pues los forenses tuvieron que evaluar muy bien este caso, con el fin de sacar conclusiones que aportarían a la investigación de este deplorable hecho.

Luego de entregarlo para las honras fúnebres, su familia paterna recibió el féretro, dado que ya le iban a dar santa sepultura, la cual convocó a todo el pueblo e hizo derramar lágrimas al país.

En medio de la despedida del menor, se escucharon voces de rechazo y se vieron pancartas que pedían justicia, pues una de ellas decía “eres un ángel tan puro, que este mundo no te merecía”.

También, las autoridades departamentales asistieron al funeral, exactamente el gobernador de Antioquia, quien escribió en sus redes sociales “descansa en paz, pequeño Maximiliano Tabares. Una vez más volvemos a Segovia para orar por tu descanso eterno y rechazar a los violentos”.

Deja una respuesta