Policía no estaría atendiendo algunos casos

En varios municipios del Oriente Antioqueño, la comunidad ha venido quejándose por la poca o nula atención en algunos casos, por parte de la Policía Nacional.

En municipios como La Ceja, Rionegro Y Marinilla, los uniformados no están asistiendo a atender hechos relacionados con volúmenes altos, riñas y personas sospechosas en las esquinas, esto según la comunidad.

Y es que la situación que atraviesa la policía nacional por la falta de unidades, ha golpeado la seguridad de los municipios, en algunos el pie de fuerza no es suficiente para atender la demanda, en otros pese a que se han adelantado esfuerzos por expandir el número de uniformados, el cambio de los modelos de vigilancia antes llamado «Cuadrantes», ha hecho que la percepción de seguridad disminuya y a su vez la capacidad de reacción, dado que los uniformados están patrullando en escuadras mínimamente de 4 policías.

Pero es que la molestia de algunas personas no radica en el cómo se está operando, tiene que ver con la atención de casos particulares, por ejemplo en Rionegro son varias las quejas contra la Policía, quienes no atienden los considerados hechos menores. Habitantes del barrio La Cooperativa en Rionegro, desde hace más de un año vienen denunciando un foco de inseguridad y perturbación que se genera en una tienda del barrio, donde luego de la hora de cierre, varias personas la mayoría de veces en estado de embriaguez, se quedan en las esquinas hasta la madrugada, este hecho que es recurrente en dicho sector, pocas veces ha sido atendido por la Policía Nacional, pues pese a los llamados, no llegan a atender los casos y según la central encargada de recepcionarlos, dicen que están en otro caso de mayor relevancia.

Ayer en horas de la tarde un joven de 18 años fue encontrado en estado de desorientación demandando por el sector de La Pola, una mujer que trabaja en un negocio lo reconoció, pues estaba siendo buscando en La Ceja del Tambo, inmediatamente dió aviso a las autoridades, quienes le manifestaron que ya se desplazaban a la atención, tras esperar 4 horas nunca llegó la policía.

Casos similares son recurrentes no solo en Rionegro, casi que en todos los demás municipios de la región, por lo que las personas hacen un llamado urgente al comando del departamento de Policía de Antioquia para que, pueda dar una solución a estas problemáticas que además, podrían ser consideradas como negligencia u omisión.

Según el código nacional de Policía, los uniformados están en la obligación de atender todo llamado de alerta de la comunidad, sin importar la magnitud o relevancia de lo que se reporta, al igual que prevenir las situaciones y comportamientos que ponen en riesgo la convivencia.

Nos comunicamos con el nuevo comandante de Policía de Rionegro, para hablar de estos casos, pero su repuesta fue que, «no está autorizado para dar pronunciamientos».