Presidente Duque buscaría darle de baja a miembros del Clan del Golfo

En medio de una alerta que fue activada por las autoridades a raíz del macabro plan pistola que está ejecutando el Clan del Golfo amenazando la integridad de los integrantes de la Policía Nacional, el presidente Iván Duque agudizó su discurso y lanzó una fuerte advertencia a los cabecillas de las organizaciones armadas organizadas al margen de la ley.

El jefe de Estado, de manera vehemente, aseguró que alias Siopas, Choquito Malo y Gonzalito serán dados de baja al más mínimo error que cometan y queden al descubierto sobre su paradero, al manifestar que la fuerza pública les está “respirando en la nuca”.

Duque además puso de presente los resultados operacionales que las Fuerzas Militares y de Policía en contra del corazón del Clan del Golfo, con la captura y posterior extradición del jefe máximo de esa organización criminal, Dairo Antonio Úsuga alias Otoniel, también el caso de Falco y de la hermana de Otoniel, alias La Negra.

De la misma manera, el jefe de Estado indicó que los asesinatos en contra de policías en medio del plan pistola del Clan del Golfo tendrán serias consecuencias judiciales y no quedarán en la impunidad.

“Y le quiero decir a la cobardes del Clan del Golfo, cobardes es lo que son, cobardes porque quieren ahora tratar de ganar peso político para una eventual negociación, un sometimiento a la justicia. Ellos creen que como va a haber negociación, entonces se sienten con patente de corso para matar policías ahora y piensan que no les va a ocurrir nada. Están notificados esos bandidos, que así como cayó Otoniel, así como cayó La Negra, Falcón, el anillo cercano a Otoniel y 14 bandidos más que van a ser extraditados, también se los digo: cuidadito Chiquito Malo, cuidadito Gonzalito, ciudadito Siopas, porque les estamos respirando en la nuca, papayazo que den y los vamos a dar de baja, sinvergüenzas”. Sostuvo Duque.

Cabe recordar que esta semana, el ministro del Interior, Daniel Palacios, dio a conocer que por instrucción del presidente de la República, Iván Duque, se ordenaron medidas especiales de autoprotección para que sean implementados por la Policía Nacional en medio de la creciente amenaza del plan pistola implementado por el Clan del Golfo.