Javier Cadavid recobró su libertad tras pasar 13 años en la cárcel, era inocente.

Hoy, tras 12 años de espera, Javier Cadavid por fin recobró su libertad gracias a una decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz JEP que le permite continuar su proceso penal en libertad condicional.

Cadavid volvió a las calles luego de realizarse un examen médico del cual estaba pendiente desde el pasado 7 de enero por parte del Instituto Nacional Penitenciario, Inpec, entidad que además esperaba la documentación necesaria, para así hacer oficial su salida del Centro Penitenciario La Paz de Itagüí.

A las 4 p.m., Cadavid le dio la noticia a sus familiares de que por fin le habían hecho el chequeo y que estaba ad portas de salir del penal, por lo que desde ese momento su familia se desplazó a Itagüí para darle la bienvenida a la libertad.

La JEP ordenó el pasado jueves 6 de enero la libertad de este hombre de 64 años nacido en el Suroeste antioqueño, con lo cual se revocará la condena a 23 años que le impuso la justicia ordinaria en 2009 por los delitos de extorsión agravada y enriquecimiento ilícito, en medio de señalamientos que lo vinculaban al frente 47 de las Farc.

Todo comenzó con un próspero negocio de abarrotes que Cadavid montó en el municipio de Nariño, corregimiento de Puerto Venus. Allí alcanzó tal grado de confianza que la cuenta bancaria que manejaba para su negocio empezó a ser usada por pobladores, comerciantes, profesores y hasta miembros de la fuerza pública, pues las personas le pedían el favor de recibir la consignación del dinero que les enviaba para no tener que ir hasta otras zonas más lejanas a retirarlo y “darle papaya” a la guerrilla que en esa época imponía su ley en calles y trochas.

Sin embargo, al ser público dicho número de cuenta, la guerrilla comenzó a exigir a quienes extorsionaba —particularmente habitantes de Pácora y Agudas, en el departamento de Caldas— consignar el monto de las extorsiones en esa cuenta. Y esa fue la desgracia de Cadavid.

Durante 12 años no valieron las confesiones sobre su inocencia que habían dado varios exguerrilleros, entre ellos alias Karina, la temida excomandante de los frentes 47 y 9 de las Farc, quien señaló que Cadavid no tenía relación alguna con el grupo guerrillero. Incluso durante una audiencia ante víctimas hace tres meses, a la que tuvo acceso EL COLOMBIANO, la exguerrillera lamentó que a pesar de aportar testimonios este hombre siguiera privado de su libertad.

EL COLOMBIANO incluso conversó con “Marcos Urbano”, firmante del Acuerdo de Paz y excoordinador de los frentes 9 y 49, quien recordó que uno de sus hombres, Pedro Pablo Montoya, alias Rojas, entregó la cuenta bancaria que manejaba Javier, sin su conocimiento ni autorización, para que se consignara plata de extorsión. A los testimonios de los exsubversivos se sumaron los de integrantes de la fuerza pública y pobladores.

Fuente: El Colombiano