Avanza en el Congreso proyecto que pretende eliminar el 4 x 1.000

El 4x 1000 el tributo que debes pagar cada vez que realizas una transacción financiera. Como su nombre lo indica, se trata de pagar 4 pesos por cada 1.000 pesos del movimiento financiero que realices. Es un impuesto del gobierno que se recauda a través de las entidades bancarias, para que luego estas lo entreguen a la DIAN.

Este impuesto fue creado en el año 1998 bajo el decreto 2331, como una medida para enfrentar la crisis económica que estaba viviendo el país. El gravamen inicial fue del 2×1000; luego, en 1999, se siguió implementado para cubrir la emergencia causada por el terremoto que afectó a la región cafetera.  Este tributo iba a ser temporal, sin embargo, el Estado se dio cuenta de que era una buena metodología para recaudar fondos y cubrir las necesidades que se presentaban en el país. Por eso para el año 2.000 se establece como un tributo fijo y pasa del 2×1000 al 3×1000, para más tarde convertirse en el 4×1000 como lo conoces hoy.

¿Cuándo se cobra el impuesto?

Es un tributo que te cobran al momento de realizar transacciones como:

  • retiro por ventanilla
  • retiros en cajeros automáticos
  • cheques de gerencia
  • transferencias bancarias

Estas operaciones siempre van a estar gravadas con el 4×1000.

¿Cómo va la eliminación de este impuesto?

Hoy, en primer debate en la Cámara de Representantes, se aprobó el proyecto de ley que busca la eliminación de este impuesto. Si bien no quiere decir que no se cobrará, es un paso importante para que se pueda dar.

«Esta eliminación se va a hacer de manera gradual y de aquí al 2026, este impuesto desaparecerá por completo. amos a sopesar el ingreso que deja este impuesto por impuestos a los salarios más altos, salarios a partir de los 25 millones de pesos, pero también se eliminarán los beneficios tributarios a las mega inversiones que van a ascender a los 9 billones de pesos. Este es un mensaje muy gratificante para el pueblo colombiano», expresó Katherine Miranda, Representante a la Cámara por Bogotá y autora del proyecto.

 

Se espera que continúe el trámite y pueda llegar hasta la sanción presidencial, que es el momento cuando ya estos proyectos se vuelven leyes del estado.