Heider González, el artista carmelitano que brilló en el cierre de la Feria de las Flores

Desde El Carmen de Viboral y herencia de una familia que ha hecho de la música parrandera su estilo de vida, Heider González continúa con este legado e incursionando en la fusión de ritmos que hoy lo ponen como uno de los artistas más destacados de la región.

Aunque la historia de «Toñito el preguntón», nombre que lleva él en una de las canciones, en las que participó por primera vez con su padre  Antonio González «El bobo del Carmen», podría darnos a entender que desde muy niño, la música corría por sus venas. Heider ha sido perseverante en la industria musical y ha hecho con la parranda diferentes producciones mezclando diversos ritmos.

Mucho se podría hablar de él, pero si vamos a la historia reciente, en el 2019 fue el intérprete de la canción «Yo te quiero Medellín» junto a Bomby, tema que sería el himno oficial de la Feria de las Flores ese año y hace poco estuvo en Estados Unidos en un gran concierto para latinos.

La Feria de Flores 2021, ha tomado en buenos pasos al artista carmelitano quien participó de diversos eventos, destacándose entre ellos la eliminatoria del Festival de La Trova Ciudad de Medellín y la gran clausura de la Feria en el desfile de Silleteros que se tuvo en el Estadio Atanasio Girardot.

Ante miles de almas, el talento de El Carmen de Viboral, representado en Heider, significó mucho, no sólo por entonar melodías y cantar letras tradicionales en esta gran tarima, sino lo que marca para la carrera de un artista, el estar en un evento tan querido por los colombianos y extranjeros.

En sus redes sociales y entre lágrimas expresó «Estoy muy emocionado, apenas estoy como aterrizando de lo que viví, es lo más increíble (…) Cantar en el Atanasio que para mí es un lugar increíble, cantar parranda, cantar la canción que me salvó la vida y que mientras yo cantaba pasaron los silleteros, que son para mí lo más increíble, junto a miles de corazones que estaban en el Atanasio y en sus casas…» dijo Heider González.

Además, agradeció al cielo y al público por este momento, que es el sueño de muchos artistas.

«Esto es una prueba de fe, agradecerle a Dios, a Jesús por su forma de amarme y porque yo quiero que vean que yo soy testimonio de fe de que se pueden cumplir los sueños, con mucha paciencia y con mucho amor, pueden pasar cosas muy bonitas», dijo el artista carmelitano.

El Oriente Antioqueño entre silletas y cantantes, muestra la cara amable de un territorio no solo próspero en crecimiento urbanístico o económico, es también la muestra de que no se olvidan las raíces y menos las tradiciones. Heider, a son de parranda, dejó un mensaje de esperanza sobre las nuevas generaciones que ven en el arte, una fórmula para la paz y la convivencia.

¡Felicitaciones!