Editorial: Falleció el periodista Gonzalo Caro mas conocido como «Carolo».

La vida, una palabra tan difícil de entender pero a su vez tan fácil de explicar, una cruzada llena de subidas y bajabas en donde ni los sabios, se libran del paso del tiempo, dejando en el recuerdo cientos de proezas, reconocidas, olvidadas y a veces invisibles.

Así fue la vida de Gonzalo Caro Maya, comunicador y periodista de vieja data, quien a sus casi 83 años seguía ejerciendo la profesión que para él, era mas antigua que el mismo Génesis. El periodismo independiente siempre estuvo marcado  en su forma de ser, en su paso por varios medios de comunicación regional, como reportero, logró poner entre las cuerdas a concejales, alcaldes, gobernadores y hasta presidentes, pues su mal llamada irreverencia lo hizo permanecer en una cúspide mediática, ganándose el respeto y cariño de sus colegas y jet -set político, cima en la que permaneció hasta el último de sus días.

A través de su revista informativa, El Pellizco, contaba de una menera que solo él sabia hacerlo, los murmullos y lo que, se hablaba entre esas cafeterías de pueblo, incluso las famosas «Caroladas» eran para muchos una composición literaria única que, reflejaba no solo su pensamiento sino el de cientos de personas, que veían a un periodista sin tapujos para hablar y sin pelos en la lengua; como dirían muchas mas personas, a nadie le cargaba agua.

La noticia lamentable sobre su muerte, la dio a conocer nuestro colega y director del periódico La Prensa, Carlos Humberto Gomez, según el comunicador una complicación derivada de una peritonitis, acabó con la vida del fundador del Festival de Rock ANCON, único festival de música y cultura realizado hace mas de 50 años, que le rindió homenaje al cannabis, o simplemente a la marihuana.

Y es que, su vida estuvo siempre cargada de una pizca de morbo, por parte de muchos que querían tan solo escuchar, su largo repertorio de historias en torno al canabis, y el porque para él, no era «ilegal» su consumo, de vez en cuando, se pavoneaba entre varios eventos sociales realizados en lugares como, Quirama, La Macarena, Cornare, Fizebad, ofreciendo una prueba de su mas anhelado tesoro, del cual ya se nos era común escucharlo.

Carolo mantuvo siempre su lucides hasta los últimos días, hace menos de 2 meses pudimos compartir con él y en compañía de varios colegas como Carlos Gómez, Hector Gómez, Oscar Morales, Carolina Otalvaro, sus «Caroladas», entre las cuales estaba el recorrido realizado en bus por medio país, junto a su padre de 100 años quien falleció hace pocos meses .

Las honras fúnebres serán realizadas mañana 26 de julio, en Campos de Paz de la ciudad de Medellín a partir de las 3:30 p.m. 

Desde nuestro medio de comunicación nos solidarizamos con la familia Caro Maya. Hoy el periodismo alternativo sufre una gran perdida, pero muy seguramente en las nuevas generaciones, en esa «Nueva Sangre» que Carolo llamaba, se seguirán contando esas historias y porque no, esas «Caroladas» .

 

Julian Dávila Baena

Periodista y editor Entre Ceja y Ceja.