Opinión: “Hacer memoria para no olvidar”

En Rionegro residen actualmente alrededor de 11.1381 víctimas del conflicto, que representan el 9,10 % del total de la población.

9 DE ABRIL “DÍA NACIONAL EN MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO”

“Hacer memoria para no olvidar”

El municipio de Rionegro se ha visto afectado por la dinámica del conflicto armado interno, en la medida en que históricamente ha sido receptor de población que ha sufrido victimizaciones en otros municipios, principalmente población desplazada; debido a que es considerado la capital del Oriente Antioqueño y un polo desarrollo regional, lo que le da mayor capacidad de atención frente a otros municipios.

Sumado a esto, desde el año 1995 se tuvo presencia de actores armados, generando victimizaciones directas entre las que se pueden mencionar desapariciones forzadas, homicidios, secuestros, masacres, entre otras. A raíz de las situaciones mencionadas en el municipio residen actualmente alrededor de 11.1381 víctimas del conflicto, que representan el 9,10 % del total de la población y son objeto especial de atención y garantía de derechos.

Si bien actualmente no se identifica presencia de actores armados del conflicto, la Policía Nacional ha reconocido la existencia de bandas delincuenciales con acciones asociadas al microtráfico.

A la par que se dio la incursión del paramilitarismo en la Subregión del Oriente Antioqueño, el Municipio de Rionegro también fue alcanzado por este fenómeno, que además de tener objetivos contrainsurgentes, ejecutó acciones de “limpieza social” contra consumidores y expendedores de sustancias psicoactivas, así como contra cualquier persona que fuera considerada indeseable y contra personas del común, lo que ocasionó homicidios, amenazas, torturas y desapariciones forzadas. Las proporciones de los homicidios frente a los demás hechos dejaban ver la arremetida bélica que no diferenciaba entre civiles y combatientes.

 

SEPTIEMBRE 14 DE 2016, UNIDAD DE VÍCTIMAS:

El 89 por ciento de las víctimas registradas corresponden a desplazados (14.529 personas), mientras que el 6 por ciento (1.047 personas) declararon por el homicidio de familiares. También se incluyen víctimas de desaparición forzada, violencia sexual y actos terroristas.

NOTA DE PRENSA: ABRIL 2 DE 2013

Durante años ‘Simón’ fue el terror del oriente antioqueño, y en medio de la guerra por sacar a la guerrilla de la zona, cometió un rosario de delito, decenas de homicidios selectivos del bloque Metro entre los años 1999 y 2003. En la carta también asegura tener la voluntad de “colaborar con el esclarecimiento de entre 800 y 1.000 homicidios».

NOTA DE PRENSA: MAYO 28 DE 2012

En la tarde del 13 de octubre de 2005 cuatro hombres llegaron a la finca Las Violetas, ubicada en el sector Llanogrande, de Rionegro, en el Oriente antioqueño, amarraron a Jesús Hernando Cadavid Vélez, a su esposa, María Margarita Acosta Triviño, a sus dos pequeños hijos y a la empleada del servicio doméstico, Ruth Maya Cano.

Mientras dos de los asaltantes se quedaron cuidando a la familia, los otros dos procedieron a revisar la casa y a apropiarse de joyas y otros elementos por 12 millones de pesos. Una vez obtenido el botín le dijeron a la señora María Margarita que los llevara al municipio de El Peñol en un vehículo que estaba en la casa, pero intervino Cadavid Vélez y dijo que él los llevaba.

Al día siguiente, los ladrones se comunicaron con la mujer y le anunciaron que su esposo estaba secuestrado y le exigieron un rescate de 300 millones de pesos. Si bien bajaron las pretensiones a 100 millones, se dieron cuenta de que la señora había pedido ayuda a las autoridades y mataron al plagiado. Su cuerpo fue hallado el 23 de octubre.

Las investigaciones permitieron establecer que los responsables de esos hechos fueron postulados a la Ley de Justicia y Paz, todos ellos desmovilizados del Bloque Héroes de Granada.

NOTA DE PRENSA: ENERO 28 DE 2012

Bloque Metro asesinó sin confirmar datos de víctimas

Así lo confirmó Edison Payares Berrío, alias ‘Lázaro’, quien integró una facción del Bloque Metro en el Oriente antioqueño, ante fiscales de Justicia y Paz.

En el menor tiempo posible, sin estar seguros de la información que se les daba sobre una potencial víctima y sin cerciorarse de ello antes de acribillarla, hombres del Bloque Metro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá  asesinaron a decenas de personas en varios municipios del Oriente antioqueño a finales de la década del noventa y comienzos del 2000.

La revelación fue hecha durante una audiencia de versión libre rendida por Édison Payares Berrío, alias ´Lázaro´ o ´Mateo´, quien integró una facción de esta estructura paramilitar que operó en los municipios de Rionegro y Guarne, dos de las localidades más importantes de esa subregión de Antioquia.

Alias ‘Lázaro’ precisó que no tenían conocimiento de las razones por las cuales ejecutaban acciones ilegales; simplemente recibían órdenes de mandos medios o altos, las cuales debían obedecer sin presentar ninguna objeción o cometer ningún error, pues de lo contrario serían asesinados. Curiosamente lo descrito por Payares Berrío es similiar a lo narrado por otros exparamilitares, particularmente del Frente José Luis Zuluaga de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio. Durante una versión libre conjunta, los postulados establecieron que circunstancias ajenas al conflicto armado fueron utilizadas para perpetrar varios crímenes;  también reconocieron que en algunos casos no había suficiente información sobre la víctima y en otros más se equivocaron.

Durante su confesión, aceptó su responsabilidad en la comisión de doce asesinatos, un secuestro y una desaparición forzada, cometidos en las poblaciones de Rionegro y Guarne.

Entre los crímenes aceptados estuvo el de un menor de edad al que, según él, asesinaron por equivocación. La madre del joven, que estuvo presente en la sala que la Fiscalía tiene destinadas a las víctimas en Medellín, reaccionó ante la confesión y dijo que era “injusto que apenas hasta ahora se empiece a hablar de estos casos, pues ya han pasado diez años desde la captura de este hombre”.

DOCUMENTO DE LA AGENCIA DE LA NACIONES UNIDAS PARA LOS REFUGIADOS –ACNUR- OBSERVATORIO DEL PROGRAMA PRESIDENCIAL DE DERECHOS HUMANOS Y DIH

Como también se ha visto antes, el Oriente ha sido objeto de intensas operaciones militares, por lo que se puede esperar la reducción de la capacidad de las guerrillas para actuar y por ende la disminución de la intensidad de los ataques de las autodefensas dirigidos contra la población.

El secuestro también ha sido muy crítico en el Oriente. En términos de responsables el ELN acumuló el mayor número de plagiados frente a otros grupos. Entre 1998 y 2003 se registraron 1.197 casos que representan el 37% del departamento. Su pico fue 2000, desde cuando su comportamiento se inclinó a la baja. El descenso en el último año fue considerable pues pasó de 217 en 2002 a 67 en 2003. En la serie de mapas donde se presenta en detalle la evolución de este delito en los últimos cuatro años, salta a la vista la intensidad y persistencia del secuestro hasta 2002 en municipios como San Luis, Rionegro, Cocorná, La Unión, Granada y Sonsón.

La cantidad de NNs aumentó desde el año 2002, según el Observatorio. Pero no sólo se trataba de falsos positivos, pues también la guerrilla llevaba cuerpos sin identificar a los cementerios y obligaba a los sepultureros a enterrarlos. Ante esta situación, se ha puesto en marcha un proyecto interinstitucional de búsqueda social de personas desaparecidas enterradas en fosas de los cementerios, especialmente el de Rionegro.

 

 

 

 

 

 

Por: Leidy María Arias Tamayo// [email protected]// Columnista Invitada Entre Ceja y Ceja.