Alcaldes del Oriente reaccionaron a la recaptura del gobernador Aníbal Gaviria

Esta tarde se conoció la noticia de la recaptura del gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria. El mandatario de los antioqueños es investigado por presuntas irregularidades en contratos entre los años 2004 y 2007. Ante el hecho, líderes políticos de la región reaccionaron, manifestando su sorpresa, debido a que Gaviria había dejado atrás una primera captura en plena emergencia por la pandemia.

El alcalde de Marinilla, Gildardo Hurtado, expresó su sentimiento de solidaridad hacia Gaviria: “Quiero expresar nuestro más sentido de solidaridad, aprecio y amistad al señor gobernador Aníbal Gaviria y a toda su familia en este momento difícil. El liderazgo de un hombre íntegro, un profesional que ha desmontado con su talento como regir los destinos de nuestro departamento para su proyección y progreso”.

Otro mandatario del Oriente que se manifestó ante la noticia del gobernador Aníbal Gaviria, fue el alcalde de El Carmen de Viboral, Jhon Fredy Quintero, quien, a través de un video, le deseó a su familia que pronto puedan salir de esta crisis: “En nombre de 62 mil habitantes le deseamos a él y a su familia que pronto pueda salir de este impase. Estamos seguros que se hará justicia”.

Nolber Bedoya, mandatario de El Retiro afirmó que, este dos de marzo, a los antioqueños los embargó un sentimiento de tristeza: “Nos invade un sentimiento de tristeza nuevamente, por la captura del gobernador de Antioquia. Desde el municipio de El Retiro enviamos nuestro mensaje de solidaridad a él y a su familia en este difícil momento”.

Finalmente, el alcalde de La Ceja Nelson Carmona, aseguró a través de redes sociales que: “Al gobernador Aníbal Gaviria y a su familia Claudia Márquez toda mi solidaridad. La esperanza hoy está puesta en Antioquia”.

El citado contrato por el cual el Gobernador es acusado, fue suscrito cuando Gaviria Correa se desempeñó como mandatario de Antioquia entre 2004 y 2007, y su valor inicial fue de $41.663.432.778.

La investigación da cuenta de que la licitación fijó un anticipo del 25% del valor básico del contrato; sin embargo, en la firma del contrato, el 22 de diciembre de 2005, se aumentó a 29%.