Procuraduría Provincial lanzó alerta a los alcaldes de la región ante incremento exponencial de casos de COVID-19

Imagen Archivo

El incremento en la ocupación hospitalaria en el Oriente Antioqueño es un tema que no solo le preocupa a las autoridades sanitarias, sino también a la Procuraduría General de la Nación. Luego de una reunión donde se analizó la situación del recurso humano y de insumos médicos en la región, el procurador provincial de Rionegro, Diego Andrés Congote, emitió una alerta a los alcaldes por el preocupante incremento de casos y los invitó a implementar medidas tendientes a realizar y adecuar los planes de acción que sean necesarios para garantizar el derecho fundamental a la salud y la vida de los habitantes.

En el oficio, la Procuraduría manifestó que , «En defensa de los derechos y garantías fundamentales de la salud y la vida, esta entidad adelanta vigilancia preventiva respecto del ejercicio diligente y eficiente de las funciones administrativas y la conducta oficial de quienes desempeñan cargos y manejan recursos públicos, relacionados con la implementación de medidas sanitarias, orientadas al control de la propagación de la COVID-19″. 

Según el análisis, la situación del recurso humano en salud y los insumos médicos en el Oriente Antioqueño, evidencian que «Las IPS de mayor complejidad han manifestado dificultades con el recurso humano. El personal manifiesta sentirse cansado, estresado y fatigado. Todas estas IPS tienen personal en aislamiento, personal contagiado, han renunciado médicos, especialistas y enfermeras, el personal de la salud empieza a tornarse un poco escaso», relató la Procuraduría Provincial.

Desde la entidades prestadoras del servicio de salud se informó que, algunos medicamentos e insumos están escasos y no son fáciles de conseguir, adicional a que existe tendencia en el incremento en los precios de algunos insumos y medicamentos.

Cabe mencionar que, el Oriente cuenta con cinco instituciones de II, III y IV nivel de complejidad, en las cuales se ofertan, entre otros, los servicios de hospitalización, urgencias, UCI y UCE. Actualmente de las 471 camas habilitadas, el 86,20% se encuentran ocupadas.

Finalmente, la Procuraduría Provincial invitó a los mandatarios para que en común acuerdo con los gerentes de los hospitales locales apoyen a las IPS de mayor complejidad en la contrarreferencia de pacientes que pueden ser atendidos en las ESE´s, permitiendo con esto optimizar la capacidad instalada de la mediana y alta complejidad. También se instó a los mandatarios locales a implementar medidas tendientes a realizar y adecuar los planes de acción que sean necesarios a fin de garantizar el derecho fundamental a la salud y la vida de los habitantes