210 perros y gatos fueron esterilizados hoy en Marinilla

Evitar el abandono y el maltrato, además de disminuir la proliferación de animales callejeros, es el objetivo de las jornadas de esterilización canina y felina, que en esta ocasión beneficiaron a 230 mascotas de Marinilla, pertenecientes a familias de bajos recursos.

La Gobernación de Antioquia invierte cerca de 4 mil millones de pesos anuales en la esterilización de perros y gatos en el departamento. Hoy Marinilla, gracias a la gestión de la Alcaldía Municipal, hace parte de esa inversión que protege a los animales de escasos recursos económicos.

“Cuidar y proteger la salud de nuestros animales es pensar en el bienestar de estos seres que tanto necesitan de nuestro apoyo y ayuda, queremos seguir estimulando a la población para que cuide y proteja a los animales”, dijo Carlos Ignacio Uribe Tirado, secretario de Medio Ambiente de la Gobernación de Antioquia, quien afirmó que, el bienestar y la protección animal, han sido una apuesta en el trabajo articulado con las alcaldías del departamento.

La jornada de esterilización fue gratuita, gracias a un convenio que realiza la Seccional de Salud de Antioquia con la Universidad de Antioquia y la Universidad CES, quienes se desplazaron con un equipo de profesionales y médicos veterinarios en una unidad móvil que dispone de todas las herramientas para los procedimientos quirúrgicos.

Frente a la jornada, el alcalde Gildardo Hurtado indicó que “Estar muy atentos de nuestros caninos y felinos es la expresión más importante de nuestro compromiso y nuestro trabajo por aquellos seres sintientes que merecen toda la atención, el mejor trato, el cariño y el respeto, además de un sentimiento de sensibilidad que implica la interacción con el hábitat y el ambiente del que nosotros también hacemos parte”.

La esterilización ayuda a prevenir las infecciones uterinas y el cáncer de mama, el cual es fatal en alrededor del 50 por ciento de los perros y 90 por ciento de los gatos, además, disminuye la agresividad, hace que las mascotas orinen menos para marcar territorio, reduce el instinto sexual, evita problemas de embarazo y minimiza el maltrato y la problemática de abandono.

“Así vemos que quieren ayudarnos y proteger los animalitos para que las perritas no tengan más bebés y no veamos más perritos en la calle”, explicó Érica María Rivillas, beneficiaria de la jornada.