Con una condecoración, Alcalde de Marinilla exaltó la cerámica de El Carmen de Viboral

El alcalde de Marinilla, Gildardo Hurtado, visitó el municipio de El Carmen de Viboral para entregarle a John Freddy Quintero, mandatario de esta localidad, una condecoración donde reconoce y exalta la labor ceramista de los carmelitanos, situación que llevó a este municipio a ser declarado Patrimonio Cultural de Colombia.


Nuestro reconocimiento especial a los hombres, mujeres y artesanos que, a través de tantos años, lograron hacer que la actividad de la cerámica no muriera y resurgiera en forma de pequeños talleres”, expresó la Alcaldía de Marinilla en el reconocimiento.

Esta tradición ceramista lleva más de 120 años consolidando la loza de El Carmen de Viboral por su decorado hecho a mano y que hoy por hoy hace parte de los bienes inmateriales de la Nación.

Marinilla felicita a los carmelitanos y carmelitanas por la declaración de la cerámica como Patrimonio Cultural de Colombia. En buena hora, se declara la cerámica decorada a mano de El Carmen de Viboral como bien inmaterial por medio del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de Colombia, reconocimiento que nos enorgullece como orientales”, reza la nota de estilo que fue entregada en manos del Mandatario de El Carmen de Viboral y que reconoce el esfuerzo por mantener la tradición, la idiosincrasia y años de historia cultural.

Gildardo Hurtado, alcalde de Marinilla, entregó su congratulación a los representantes artesanos que realizan la labor ceramista y les indicó que “Ellos con alma, corazón y con sus prodigiosas manos, han mantenido viva esta tradición”.

Además del acto de reconocimiento, el Mandatario marinillo también aprovechó la oportunidad para referirse a su experiencia frente al empréstito por 30 mil millones de pesos que aprobó el Honorable Concejo de Marinilla para sacar avante diferentes proyectos y obras en los tres años de mandato que restan.

Él les explicó a los concejales carmelitanos que, la aprobación de un empréstito no es un premio, pero que se convierte en una oportunidad a mediano plazo de apalancar las obras, al mismo tiempo que se cubre la deuda pública, “Esta es una ruta expedita y una alternativa que permite materializar y lograr los proyectos. Yo reconozco en los concejales su importancia, valor y representatividad, pero sobre todo la responsabilidad que los asiste en todo lo que hace parte del control”, dijo el Alcalde.