Los sistemas de transporte público podrán aumentar su capacidad de operación

Foto Archivo/ Cortesía

El Gobierno Nacional considera viable que los sistemas de transporte masivo de las principales ciudades del país puedan aumentar la capacidad de ocupación de sus vehículos hasta el 50%.

Las administraciones locales deberán, en conjunto con sus Secretarías de Salud, revisar y ajustar la medida en un término de cuatro semanas siguientes a su aprobación, teniendo en cuenta las estadísticas y evolución de la pandemia del COVID-19 en cada uno de sus territorios.

Igualmente, las autoridades sanitarias continuarán garantizando que se cumplan las medidas de bioseguridad, como lavado y desinfección frecuente de los vehículos e infraestructura asociada a los sistemas, así como que los buses tengan ventilación natural.

Por su parte, los usuarios deberán procurar no hablar, cantar, atender o realizar llamadas telefónicas al interior de los vehículos, ni consumir alimentos. También tienen que usar adecuadamente el tapabocas durante todo el viaje.

«Para poder aumentar de manera gradual la capacidad de los sistemas de transporte público de las principales ciudades del país, los entes gestores de los Sistemas Integrados de Transporte Masivo tienen que garantizar que se cuenta con ventilación natural y adecuada en los vehículos, continuar con la limpieza y desinfección permanente de estaciones, portales y buses, realizar pruebas de COVID-19 al personal de mayor contacto con los usuarios, promover la ubicación de pasajeros que tengan viajes que duren más de 29 minutos lejos de las puertas, para facilitar la salida de quienes tienen viajes cortos, y mantener los puntos de limpieza y/o desinfección al ingreso y salida de los sistemas», explicó el Gobierno Nacional.

“La capacidad de ocupación no puede superar el 50%. Los alcaldes deben tener en cuenta que, para autorizar el aumento de aforo de pasajeros en los sistemas, tienen que realizar un monitoreo constante junto con sus Secretarías de Salud del comportamiento del virus en la ciudad. El camino es reactivar, pero necesitamos el compromiso de todos”, aseguró la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Es importante resaltar que los usuarios también son responsables de evitar la propagación del virus. Por eso deben cumplir con las recomendaciones entregadas por las autoridades de salud como, por ejemplo, evitar hablar, cantar, atender o realizar llamadas telefónicas al interior de los vehículos, no consumir alimentos, usar adecuadamente el tapabocas durante todo el viaje y mantener el distanciamiento en los portales, paradas y puntos de espera.

Redacción: Julián Muñoz Ospina