Difunden falsa encuesta de intención de voto en el Oriente

Esta semana, un portal web creó una serie de publicaciones, donde presenta resultados ficticios de una encuesta en varios municipios del Oriente.

Sin embargo, dicha encuesta es falsa, según pudo constatar este medio de comunicación, al indagar ante el Consejo Nacional Electoral las firmas encuestadoras autorizadas para realizarlas.

La encuesta encuesta es difundida ampliamente en varios perfiles de candidatos que salen favorecidos con dichos resultados. Sin embargo, Entre Ceja y Ceja logró constatar que dicha encuesta carece de una ficha técnica, pues al solicitarla, exige ingresar con un usuario y una contraseña, situación que incumple los parámetros de la circular 004 del 2019 del Consejo Nacional Electoral.

Según la norma, todo el que realice una encuesta de intención de voto debe estar inscrito en el Registro Nacional de Encuestadores del CNE. Allí también se establece, que dicha encuesta debe dar a conocer  el origen de los recursos de quien financia la realización de la encuesta.

El artículo 30 de la ley 130 de 1994 indica toda encuesta de opinión deberá informar al elector su ficha técnica. Quienes divulgan o publiquen encuestas falsas podrán ser sancionados por el Consejo Nacional Electoral con una multa de 25 a 40 salarios mínimos mensuales.

Una de las afectadas con la publicación de dicha encuesta fue la candidata a la Alcaldía de Rionegro, Laura Emilse Marulanda Tobón. Allí en vez de publicar su fotografía, lo hicieron con la imagen de la candidata, Ilbed Santa, lo que demuestra falta de rigor y conocimiento de quienes publicaron la encuesta ficticia. «En Rionegro Ernesto no es candidato y la que ponen de Laura Marulanda no es ni parecida. Al menos hay que tener cuidado en publicar las fotos reales», publicó la candidata en el perfil de un periodista de la región que difundió la nota.

Esta es la segunda ocasión que se publica la encuesta falsa, en las elecciones del 2015 ocurrió la misma situación.

Entre Ceja y Ceja invita a sus lectores a verificar la información que se publica en redes sociales, pues en el momento, todas las maquinarias políticas enfilan sus baterías para posicionar su mensaje con este tipo de publicaciones falsas.