Cornare protege seis especies de felinos en vía de extinción en el Oriente

En municipios como Sonsón, Puerto Triunfo, Cocorná, Doradal, Granada, San Luis y San Carlos habitan seis especies de grandes felinos que se encuentran en riesgo de extinción.

El peligro emerge de la lucha entre humanos y felinos por la supervivencia, dado que por la expansión de cultivos, la tala de árboles y la caza, el hábitat de estos animales se reduce obligándolos a buscar alimento cerca de viviendas.

A raíz de la problemática, la corporación Cornare crea BanCO2 Bio, para proteger la vida de felinos como jaguares, pumas y ocelotes, que son los que se encuentran presentes en el Oriente. Sin embargo, el programa también busca proteger a los campesinos y a sus animales domésticos que se han convertido en víctimas del hambre de la especie protegida.

La función de BanCO2 Bio es pagar por la conservación de los bosques donde viven los felinos, también de instruir a las personas que viven aledañas a los lugares para que no acaben con la vida de dichos animales.

“Con la presencia del puma en algunos predios y la depredación de algunos animales domésticos, la reacción que tomaban los campesinos era tratar de matarlos, por lo tanto BanCO2 Bio nace con el fin de tener acercamiento con los propietarios y capacitarlos para vivir en armonía con la especie”, dijo Albeiro Lopera, coordinador BanCO2.

Los campesinos que hacen parte de este proyecto en busca de la preservación de la especie, reciben 320.000 pesos por hectárea conservada y hasta el momento son 842 las que se encuentran protegidas.