Opinión: Movidos para algo grande

La solidaridad es una virtud del corazón puro, que además es un desafío de nuestra época; no hay duda que en medio de una sociedad egoísta se hace necesario realizar el acto heroico de compartir de lo que tenemos con aquellos que lo necesiten.

Se es solidario de muchas formas: dando un consejo a quién lo requiere, compañía al que está solo, brindando interés al ignorado, levantando al caído, generando oportunidades de crecimiento que busquen el bienestar de los que más puedan.

Dar la vida como regalo por los otros en entablar diálogos donde se transmite el saber que se tiene, se toman actitudes pacientes que generen tolerancia. La solidaridad radica en el hecho de ofrecer lo que se tiene procurando el bienestar de los otros y de sí mismos, se es feliz cuando se hace el bien, bien hecho.

Mientras estamos enceguecidos por la discordia del mundo, deberíamos enfocar nuestras fuerzas en la ayuda del otro. Es muy fácil hacer lo correcto y tratar de generar un entorno de paz, lo importante es disponerse, ayudar a los demás a crecer, a mejorar ellos y con el otro, uno mismo.

¿Y si apoyamos sueños? Cada persona tiene un ideal, a veces solo basta con que alguien crea en ti y te enseñe a creer en ti mismo, te dé la oportunidad de volar libremente y valore tus ideas, lo que eres e impulse lo que puedes hacer por otros.

La solidaridad es la fuerza que revoluciona e impulsa al cambio, es el poder que restaura y hasta crea, abre rutas y libera.

En nuestros núcleos existen personas que requieren de nuestra presencia motivante, en la familia, en el trabajo, los amigos. No hay duda que estamos movidos para algo grande.

*Columna de opinión | John Fredy Arenas García | Joven rionegrero, docente de Filosofía y Educación Religiosa, apasionado por los medios de comunicación; un líder, con espíritu de servicio, sentido de fe, entusiasta y soñador, que hizo de sus aliadas, a las letras para expresar junto con ellas ideas que busquen crear conciencia de respeto social.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*