8 February, 2023
Tradiciones

Miércoles de Ceniza; la antiquísima tradición cristiana que se resiste a desaparecer.

Miércoles de Ceniza; la antiquísima tradición cristiana que se resiste a desaparecer.

Desde este 2 de marzo y hasta el Jueves Santo los feligreses estarán en un periodo de Cuaresma, que según la iglesia contempla varios escenarios: ayuno, oración, lectura, reflexión, sacrificios, predicación o visita al Santísimo, además se considera como una temporada de oración y penitencia en la iglesia cristiana y un período de preparación para la temporada de Pascua.

De acuerdo con el Vaticano, las personas asocian a menudo la Cuaresma con “prácticas cuaresmales”, tales como la oración, el ayuno y la limosna. La oración como intensificación del “recordar” a Dios en la vida; el ayuno, como el abandonar el egoísmo para dar paso a la atención al prójimo; la limosna, como el crecer en solidaridad para atender las necesidades de los demás, en concreto de los más pobres y necesitados.

Pero aseguran que la Cuaresma va mucho más allá, pura se trata de un tiempo para la conversión de los corazones y preparación para el encuentro con Cristo Resucitado.

Los feligreses indican que la Cuaresma es un tiempo para reflexionar acerca de la tentación, pues está presente constantemente en la vida de las personas y de las comunidades, por lo tanto en este periodo es importante que las personas puedan liberarse de tal esclavitud y dependencia. “Cristo estuvo 40 días en el desierto siendo tentado por el Diablo, pero no cayó. Un ejemplo que debemos seguir para vencer la tentación y para dejar que Él nos ayude”. Señala el Vaticano.

Un camino de 40 días en el que, además de que los feligreses se preparan para la celebración del Misterio Pascual, se experimenta todo un aprendizaje personal.

“Eso significa que, si tienes mucho tiempo libre, dinero, energía y fuerza de voluntad, tal vez tu punto medio feliz implique una oración seria, ayuno y limosna. En el otro extremo del espectro, si estás absolutamente aplastado por la vida en este momento, tal vez tu penitencia esté en ofrecer una parte de tu sufrimiento por el bien de las almas”. Dijo la escritora Jennifer Fitz.

El Papa Francisco ha reivindicado la esperanza en estos tiempos de incertidumbre y ha señalado que vivir una Cuaresma de caridad quiere decir “cuidar a quienes se encuentran en condiciones de sufrimiento, abandono o angustia a causa de la pandemia de COVID-19 y por la guerra en Ucrania”.