8 February, 2023
Salud

Tuberculosis: una enfermedad curable pero que si no se trata a tiempo puede ser mortal.

Tuberculosis: una enfermedad curable pero que si no se trata a tiempo puede ser mortal.

Con una mayor concentración de casos entre los 25 a 39 años y más afectación en hombres que mujeres, la tuberculosis es una enfermedad que, inicialmente, puede confundirse con COVID19 por los síntomas respiratorios similares que presentan ambas enfermedades.

Sin embargo, de acuerdo con los expertos, la tos con o sin expectoración por más de 15 días es la principal señal de alarma que hace sospechar de la presencia de esta patología.

En el caso de los niños, los síntomas clínicos más relevantes, además de lo anterior, es la fiebre por más de ocho días, la pérdida o ganancia de peso, disminución en los niveles de actividad o juego e historia de contacto con un adulto con tuberculosis.

Destaca César Augusto Toro García, líder de enfermedades transmisibles de la Secretaría de Salud de Antioquia que, “las personas que se enferman con tuberculosis y con COVID19 presentan síntomas semejantes como tos, fiebre y dificultad para respirar. La forma de transmisión de las dos enfermedades es a través de contactos cercanos, sin embargo, el período de incubación desde la exposición a la enfermedad es más largo en la tuberculosis y suele presentar un inicio lento”.

Con 2.948 casos de tuberculosis en 2021, Antioquia se ubica como el departamento con más carga de la enfermedad, seguido de Bogotá y el Valle del Cauca. En ese sentido, desde la Secretaría de Salud del departamento, se han desarrollado diferentes estrategias entre las que se cuentan acompañamientos a las direcciones locales de salud, hospitales e IPS.

De acuerdo con Lina María Bustamante Sánchez, secretaria de salud de Antioquia, “hemos realizado asesoría y asistencia técnica a los municipios acompañando en la identificación y reporte de esta enfermedad, adicionalmente, tenemos un grupo de expertos: infectólogos de diferentes IPS, analizando casos especiales involucrando a la comunidad, educando para que ellos sean los primeros en identificar la enfermedad. Así podremos avanzar en el seguimiento y tratamiento supervisado a los pacientes con tuberculosis”.

La tuberculosis o TB es causada por una bacteria llamada mycobacterium tuberculosis. Estas bacterias por lo general atacan a los pulmones, pero también pueden atacar otras partes del cuerpo como los riñones, la columna vertebral y el cerebro, conocida como tuberculosis extrapulmonar.

No todas las personas infectadas por las bacterias se enferman, sin embargo, existen dos afecciones relacionadas con la tuberculosis: la latente y la activa. En cualquiera de los dos casos, si no se trata adecuadamente, la enfermedad de tuberculosis puede ser mortal.

La TB se detecta a través de pruebas de laboratorio, radiografía y valoración clínica. Siempre se debe realizar una correlación con los síntomas del paciente, así como el historial de contacto con algún caso de tuberculosis.

Para confirmar el diagnóstico por laboratorio se realiza toma de secreciones respiratorias, flemas o esputo, u otras muestras dependiendo del sitio donde se sospeche la TB. La muestra se lleva al laboratorio donde se realizan exámenes para identificar si está presente o no la bacteria.

Finalmente, es muy importante que las personas con la enfermedad reciban tratamiento, que dura entre seis y nueve meses, terminen todos sus medicamentos y los tomen acorde con la indicación médica, si los abandonan antes de lo previsto pueden volver a enfermarse y generar resistencia a los antibióticos.

La tuberculosis es curable, no es hereditaria, no necesita aislamiento y casi nunca necesita hospitalización. El tratamiento en Colombia es gratuito.