21 February, 2024
Región

Co-digestión anaeróbica un proceso que beneficia a la región Cornare

Co-digestión anaeróbica un proceso que beneficia a la región Cornare
¡Comparte!

Con la inauguración de una planta piloto de co-digestión anaerobia de lodos residuales y residuos de alimentos, ubicada en las instalaciones de la Seccional Oriente de la Universidad de Antioquia, pronto los municipios de la región Cornare tendrán la posibilidad de acceder a nuevo conocimiento que podrán emplear para hacer tratamiento y aprovechamiento de sus residuos orgánicos y a su vez, obtener nuevos productos como el biogás o abono orgánico.

Se trata de una investigación que adelanta el Grupo de Investigación y Laboratorio de Monitoreo Ambiental G-LIMA de la Facultad de Ingeniería de la UdeA, en alianza con Cornare. El decano de la Facultad de Ingeniería, Julio César Saldarriaga, destacó que “es una alianza que nace hace un par de años con la idea inicial de juntar recursos e iniciativas que permitan solucionar un problema como es el de la gestión de los residuos sólidos enfocados en la posibilidad de generar energía”.
En las últimas décadas, la población humana ha presentado un crecimiento importante, lo que a su vez ha generado un aumento en los requerimientos ambientales como energía, alimentos, agua potable, saneamiento básico y generación de residuos, todo esto en un mayor ritmo de lo que puede asimilar la naturaleza. Es por esto que, desde diferentes áreas del conocimiento como la ingeniería, se han desarrollado estrategias que permitan soportar estos procesos basados en fundamentos ambientales.

En el caso particular de las aguas residuales, se han desarrollado las plantas de tratamientos de aguas residuales, en las cuales, mediante la combinación de procesos físicos, químicos y biológicos, se logra la remoción de contaminantes generando subproductos que son denominados lodos residuales, los cuales se caracterizan por tener un alto porcentaje de materia orgánica, sin embargo, pueden contener metales pesados y microrganismos que representan un alto riesgo para la salud de las personas.

Por otro lado, con respecto a la generación de residuos, en Colombia se calcula que en promedio una persona puede generar 1 kilogramo de residuos al día y de ellos, más del 60% corresponden a residuos orgánicos que contienen nutrientes esenciales para el mantenimiento de la vida en el planeta.

De acuerdo con el modelo actual de gestión de los residuos, tanto los lodos residuales como los residuos orgánicos son enviados a rellenos sanitarios en los cuales son enterrados por largo tiempo, generando más impactos ambientales, entre ellos la interrupción del tránsito de los nutrientes.