8 February, 2023
Rionegro

El «Padre Pacho» será nombrado hoy en Rionegro, como Capellán del Papa.

El «Padre Pacho» será nombrado hoy en Rionegro, como Capellán del Papa.

El pasado mes de enero, el Estado Vaticano a través de su máximo jerarca el Papa Francisco, reconoció al padre Francisco Ocampo más conocido como «Padre Pacho», con la más alta distinción honorifica que el sumo sacerdote le entrega a los religiosos, en el grado de«Capellan de su Santidad» anteriormente denominado camarero secreto de Su Santidad. Es un título honorífico que se confiere por una especial concesión de la Santa Sede a los presbíteros (es decir, los sacerdotes). Generalmente se concede a petición del obispo de la diócesis para sacerdotes considerados dignos, aunque no tanto como otro título similar, el de Prelado de Honor de Su Santidad. Este título es el único título honorífico que ha quedado luego de la abolición que el papa Francisco ha hecho en enero de 2014 en el que el objetivo era el de abolir los títulos honoríficos que había en la Iglesia católica.

EL presbítero Francisco Ocampo Aristizábal,  ha liderado durante los últimos 50 años, una profunda transformación del Oriente Antioqueño, desde su acción pastoral; desde la defensa de los intereses sociales de las comunidades afectadas por la construcción de los embalses y sobre todo desde la fundación de la “Corporación Educativa para el Desarrollo Integral –COREDI-“. El padre Francisco trabajó 35 años en EL Peñol y fue en esa misma localidad donde nació COREDI.

COREDI tiene ahora presencia en más de 20 municipios, donde se benefician aproximadamente 22.000 estudiantes, en su mayoría campesinos, quienes han visto en esta institución una redención para el progreso. Sin lugar a dudas, los programas de COREDI han dignificado la vida de los campesinos y han promocionado las mujeres que viven en las áreas rurales. Sería muy significativo hacer un estudio sociológico del impacto de esta institución sobre las áreas rurales antioqueñas; ya que su filosofía ha sabido interpretar el progreso, la promoción humana y el gran sentido de la educación.

Junto con el doctor Juan Fernando Mersa Villa, el padre Francisco hizo la redacción del Contrato Maestro entre EPM y los habitantes del viejo Peñol, por lo que se considera cómo uno de los fundadores del actual pueblo, pues allí lideró su más enérgica defensa. La redacción del mencionado documento se inspiró muy especialmente, en la doctrina social de la iglesia y en los derechos sociales que reclamaba la comunidad de El Peñol.

Ha sido gran promotor de instituciones. Además de COREDI, otras tales como: el Hogar Juvenil Campesino de El Peñol; el Hogar Infantil Mi Casita Alegre; la Cooperativa Antonio José Díaz y Cornare.

La muy meritoria labor pastoral y educativa del padre Francisco, le ha merecido los mejores reconocimientos por parte de la dirigencia regional y nacional, ya que su tenacidad y empeño en estos nobles objetivos de promocionar la dignidad humana, ha enriquecido la sociedad con nuevas generaciones juveniles hoy llenas de esperanza y comprometidas con su progreso comunitario.