14 April, 2024
Cultura Educación Eventos Historias Informe especial inicio La Ceja Noticias

Jorge Mario Henao Arroyave: 22 años de legado educativo en La Paz

Jorge Mario Henao Arroyave: 22 años de legado educativo en La Paz
¡Comparte!

Por más de dos décadas, el licenciado Jorge Mario Henao Arroyave ha sido el timonel de la Institución Educativa La Paz, dejando una huella imborrable en la educación de miles de estudiantes cejeños. Con prudencia, impecabilidad y disciplina, elevó esta institución a la excelencia educativa.

Tras 22 años de dedicación, Jorge Mario decide jubilarse del magisterio. Hace 15 días presentó su renuncia, y aunque la notificación aún está pendiente, ya ha iniciado su retirada. Docentes y personal directivo se unieron para despedirlo, expresándole su agradecimiento por el incansable trabajo realizado.

La comunidad educativa, en una voz unísona, agradece a Jorge Mario: «Solo Dios es la recompensa verdadera, pero aún así nos tomamos la vocería de la comunidad educativa de 22 años para decir: Gracias». Es un gesto de gratitud que resuena en los pasillos de La Paz.

Recordando momentos históricos, en 2002, Henao Arroyave asume la rectoría tras la renuncia de Omar Alfonso Murillo Parra. En diciembre de ese año, se celebra la graduación de la segunda promoción de bachilleres técnicos, marcando un hito en las especialidades de Medio Ambiente, Informática, Artes y Electricidad y Electrónica.

Publicidad
Alcaldía de La Ceja - Ilbed Santa

El año siguiente, en enero de 2003, el colegio se fusiona con el Centro Integral para Jóvenes y Adultos, adoptando el nombre de Institución Educativa La Paz. Este periodo también ve el surgimiento de Nelson Fernando Carmona Lopera, hoy alcalde de La Ceja, como Personero Estudiantil en 2004.

En sus palabras de despedida, Jorge Mario Henao Arroyave expresa su gratitud eterna a la comunidad educativa: «Hoy quiero dar las GRACIAS a toda la comunidad educativa. Pido perdón por aquello que no hice bien, me comprometí y procuré hacerlo de la mejor manera. De todos ustedes me llevo lo mejor; su apoyo, su sentido de pertenencia, su compromiso institucional, su cariño y muy especialmente la confianza…»

Con estas palabras, Jorge Mario cierra un capítulo excepcional en la historia de La Paz, llevándose consigo el afecto y la admiración de quienes fueron testigos de su dedicación y liderazgo educativo.