31 January, 2023
Informe especial

Carros «viejos» y «usados» se pegaron una valorizada histórica

Carros «viejos» y «usados» se pegaron una valorizada histórica

En los últimos meses, el comercio automotriz ha tenido una alza histórica en comparación a los últimos 10 años. De manera sorprendente, los vehículos «viejos» o usados cuyo modelo es anterior al año 2002 ( 20 años ) se han venido contizando en el mercado a precios históricos que, sus propietarios jamás esperaron a que llegara.

Un vehículo de la marca Mazda HS 323 modelo 94, hasta hace menos de un año costaba entre 7 y 8 millones de pesos, hoy, el mismo vehículo del mismo modelo, cuesta hasta 12 millones de pesos, un incremento casi del 30% algo que no había pasado en el país y que en  en gran parte de debe, a la recesión que ha tenido el gremio después de la pandemia. Debido al desabastecimiento global de microprocesadores o chips que afecta a la industria automotriz, pues el suministro de estos componentes se dirigió a atender la demanda de los fabricantes de laptop, tabletas, celulares, computadores o equipos de sonido, dadas las cuarentenas y la obligación de la gente de permanecer en casa.

Cuando los ensambladores de automotores normalizaron sus operaciones no tuvieron chips para incorporarlos a los componentes electrónicos para los motores de los autos modernos o los gadgets como cámaras o sensores.

La falta de estos elementos se limitó porque sus fabricantes en Asia tuvieron que cerrar ante la llegada de las nuevas variantes del coronavirus, las tormentas de nieve a comienzos de año en Texas, Estados Unidos, también impactaron la producción y en Japón se incendió la planta de Renesas Electronics, uno de los principales proveedores de semiconductores para vehículos.

Las personas quieren estrenar carro pero no quieren entregar en usado 

La fabricación de carros y retrasos en las entregas, hace que la dinámica del mercado de usados cambie, pues la tradicional dinámica dictaba que yo entrego el vehículo usado para recibir el nuevo, pero como no me lo están entregando tampoco dejó el que tengo en uso, perjudicando la oferta de usados ante la falta de los nuevos, pues hay personas que tuvieron que esperar hasta 5 meses para que le entregaran su vehículo nuevo.

Para algunos administradores de concesionarios de vehículos en Medellín es claro que en la actualidad la demanda de carros nuevos supera la oferta y aunque este fenómeno es generalizado, es más agudo en unas marcas que en otras (ver Para saber más).

Ante el desabastecimiento de carros para estrenar y las listas de espera que llegaron a ser hasta de 10 meses, la gente que necesita un carro está ofreciendo unos mayores precios por los usados, y el que lo tiene pide cifras altas porque sabe que va a estar largo tiempo esperando para comprarse uno nuevo.

“En algunas marcas, como Toyota, estamos viendo la venta de carros usados con un valor similar a como si fuera nuevo, pero esto obedece a las filas de espera que en este momento son de unos 6 meses”, manifestó Andrés García, líder de ventas de la marca Renault, añadiendo que hasta el 2019, antes de la pandemia, la entrega era casi que inmediata.

Hay quienes manifiestan que este tipo de situaciones es temporal y cuando el abastecimiento se normalice habrá un ajuste en el valor del usado. Esto podría ocurrir en el segundo semestre de 2022 o el primer semestre de 2023.