Desde EEUU, Otoniel anunció cese al fuego del Clan del Golfo

Asesores jurídicos de la estructura ilegal confirmaron la veracidad de un panfleto que circula en redes sociales, en el que el grupo sucesor del paramilitarismo informa sobre su voluntad de iniciar ”caminos de paz” con el gobierno del presidente Gustavo Petro. En las últimas semanas, adelantaron un plan criminal en el que mataron a varios integrantes de la Fuerza Pública.

El hecho ocurrió a pocos minutos del inicio del acto de posesión del presidente Gustavo Petro, donde el grupo armado sucesor del paramilitarismo Clan del Golfo hizo un anunció a través de un panfleto que hará un cese unilateral del fuego como una muestra de su interés de iniciar diálogos exploratorios de paz con el nuevo gobierno.

En la misma línea, se pronunció desde su centro de detención en Brooklyn, Nueva York, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel. El extraditado en Estados Unidos afirmó que sigue siendo el cabecilla de ese grupo ilegal y envió una carta al nuevo gobierno.

En ese sentido, señor presidente, hago un llamado al estado mayor de las Autodefensas Galtanistas de Colombia (AGC) a cesar todas las actividades en contra de la fuerza pública de Colombia, así como a suspender la convocatoria a paros armados antes de su posesión como mandatario de los colombianos y mucho menos durante su mandato, porque estas acciones le hacen daño a la población civil”, puntualizó Otoniel.

Úsuga manifestó su voluntad de contribuir con la verdad y a construir la paz total planteada por el nuevo gobierno. “Ofrezco humilde apoyo para contribuir a detener la violencia en las regiones golpeadas por la violencia como el Urabá, Chocó, Sucre y Córdoba

El Clan del Golfo no es un grupo criminal cualquiera. Se trata de los paramilitares que no se desmovilizaron a comienzos de este siglo y decidieron seguir en armas. Además, actualmente es la estructura más importante para la salida de cocaína a Estados Unidos y Europa y que tiene importante presencia en departamentos como Antioquia, Córdoba, Chocó, entre otros.

En octubre de 2021, la Fuerza Pública dio con la captura de su máximo líder: Dairo Antonio Úsuga David, un exguerrillero y exparamilitar que fue cercano a la casa paramilitar Castaño y que, en los últimos años, era el líder criminal más buscado en Colombia. El 8 de mayo de 2022, el presidente saliente Iván Duque avaló su extradición a los Estados Unidos, donde responde por delitos de narcotráfico.