En varias ciudades de Colombia, los ciudadanos dejaron de usar el tapabocas

Este domingo 1 de mayo marco un día histórico para Colombia en la lucha contra la pandemia, después de dos años en los que el tapabocas fue un elemento esencial en la cotiadianidad de la sociedad, el uso obligatorio de la mascarilla pasó a ser opcional.

En centros comerciales, iglesias, supermercados y espacios al aire libre, muchos ya no usan la mascarilla pero todavía hay bastantes personas que prefieren mantenerla.

Uno de los municipios que se acogió a la medida fue Rionegro, allí la Secretaría de Salud entregó una serie de recomendaciones y las excepciones a la directriz.

En Rionegro se debe continuar el uso de tapabocas en los siguientes espacios:
-Espacios cerrados de instituciones educativas (esto es, en los salones de clase, de acuerdo con el pico epidemiológico por enfermedades respiratorias que estamos atravesando, el Comité Epidemiológico evaluó el tema y consideró que podemos tener situaciones en las cuales puede haber un incremento de la infección respiratoria, que puede enmascararse con el COVID-19 en los niños, principalmente).
-Espacios de servicios de salud.
– Hogares geriátricos.
– En servicios de transporte (público, masivo, vuelos, cruceros).
– Además se recomienda el aislamiento y uso de tapabocas para personas que presenten síntomas respiratorios y/o gastrointestinales.

El municipio de Rionegro, con corte al día 29 de abril de 2022, reporta una cobertura con esquema completo de 93,2 % y con dosis de refuerzo de 50,7 %, por lo anterior esta medida del levantamiento del uso obligatorio del tapabocas para el territorio comenzó a regir desde este domingo primero de mayo.