¿Quedarse pegado el Viernes Santo? conozca el origen de este y otros mitos

No tener relaciones sexuales, no comer carne, no hacer oficio y no bañarse en un río porque se podría convertir en un pez, son algunos de los mitos mas conocidos durante la Semana Mayor; aquí les compartimos algunos de ellos.

Actualmente existen creencias religiosas dentro del imaginario católico las cuales siempre por esta fecha generan controversia y hasta dudas ya que es muy común escuchar “que no se puede tener relaciones sexuales en Semana Santa”, especialmente el viernes santo, pero ¿por qué?

Con el paso del tiempo esta afirmación se ha convertido en un mito el cual ha perdido fuerza, gracias a que actualmente existe la posibilidad de debatir con argumentos científicos, el mito surgió hace unos 70 años, luego que algunos sacerdotes ortodoxos de la época, consideraban que tener relaciones sexuales en época de semana santa era un irrespeto que iba en contra de la moralidad y que a modo de ayuno las parejas no debían tener relaciones, por lo que la conocida frase » se pueden quedar pegados» que en realidad surgió de una mala interpretación de la predicación de la época, se quedó en la retina de todos, a lo que en realidad se refería era a lo siguiente  «Las parejas no deberán consumar el acto propio de la procreación, deberán estar apegados al ayuno de la carne que es mejor visto por el señor» desde entonces la frase dicha por el sacerdote Henssl Buckerger en Francia, se desvirtuó y se mal interpretó a como lo conocemos hoy.

Más allá del día ¿qué tiene esto de cierto? hay quienes afirman que la única posibilidad en la cual podría presentarse este caso es por un problema físico o psíquico producido en la mujer, lo cual podría provocar que durante el acto sexual ocurra una contracción involuntaria en algunos músculos vaginales, los cuales podrían aprisionar el pene y, por supuesto, la pareja se queda pegada, pero puede ocurrir en cualquier época del año y para solucionarlo solo se debe tomar un relajante muscular.

Otros mitos

No se come carne: desde el año de 1950 existe esta tradición la cual surge porque el viernes era un día de recogimiento por la muerte de Jesús y se realizaba un sacrificio; para muchos era no salir, para otros abstenerse de comer algo que por tradición es apetecible; a pesar de que actualmente estos sacrificios no son realizados por la mayoría, sí existen otros como el ayuno, la abstinencia de algunas cosas, etc.

Es buena época para cortar el cabello: el mito tiene origen en los pueblos agrícolas, en los que se veía que lo que funcionaba para las plantas podría funcionar para el cabello para lo cual existe un estudio científico que lo pueda comprobar; lo que si es mas creible por muchas personas independientemente de su creencia religiosa es que la fecha o momento ideal para cortarse el cabello tiene que ver más con el tiempo de la luna menguante.

No se hacen oficios en la casa: este mito es considerado muy conveniente para muchos integrantes de la familia, la historia data que es por medio de la Biblia donde empezó todo, cuando Marta, la hermana de María, le decía a Jesús que esta debería ayudarle un poco en sus oficios. Para Jesús fue más importante que ella dispusiera de tiempo para su palabra y luego sí, el trabajo. En la tradición católica esto “distrae del recogimiento”. Incluso, no podía viajar.

No se juega: otro de los mitos más populares asegura que no se puede participar en juegos de azar o se arruinará: Judas Iscariote también le dio mala fama a todos aquellos que de ahí en adelante quisieran obtener dinero de lo que pudiesen apostar, vender u ofrecer.

Finalmente, otro de los mitos de la religión católica surge especialmente durante el Viernes Santo a las tres de la tarde (hora en que murió Cristo) ya que se menciona no se debe salir, ni siquiera asomarse a la calle. Lo que si es cierto, es que hoy en día ya no existe tanta credibilidad frente a estos temas, más bien todas estas creencias a la fecha son un motivo de broma.