MinDedensa habla sobre la crisis en Ucrania, riesgos electorales y seguridad en el Oriente.

En medio del encuentro Construyendo País número 100 el cual se desarrolló en el coliseo Iván Ramiro Córdoba del municipio de Rionegro, el ministro de Defensa Diego Molano Aponte, habló en exclusiva con nuestro medio de comunicación, acerca de diversos temas relevantes para el país y la región.

Ante la crisis que afronta el continente europeo y su incidencia que pueda tener en Colombia, Molano aseguró que desde el pasado 24 de febrero, fecha en la que inició la guerra entre Rusia y Ucrania, Colombia le brindó su total respaldo al país invadido y rechazó la avanzada rusa.

“Colombia es socio global de La OTAN, esto significa un estatus especial, donde debido a la calidad de nuestro Ejército, Fuerza Aérea y Policía pertenecemos a la OTAN, en calidad de socio global, eso implica trabajar en capacitación en intercambios de experiencias pero no en operaciones militares”.

El ministro afirmó que a una semana de las elecciones legislativas, el Gobierno Nacional puso en marcha desde ya un plan especial, para garantizar la seguridad en los comicios y la transparencia electoral.

“Debemos garantizar que todo el material llegué, que todos puedan votar libremente y proteger a los candidatos sobre todo en esas zonas 16 de suscripciones de paz”.

Ante el panorama de seguridad en el Oriente Antioqueño, el ministro dio por hecho que el tema de los últimos homicidios presentados en la subregión son producto al problema del microtráfico.

“En el tema de la seguridad hemos avanzado mucho, pero hay temas importantes por tratar. Eso si hay que decir que de parte de los alcaldes hay un compromiso con la seguridad, brindando todo el apoyo a la Fuerza Pública. El fenómeno que tenemos aquí es el microtráfico, porque alrededor de las ollas se generan acciones delincuenciales, primero por hurto, luego por asesinatos, y por eso tenemos el plan mil contra el microtráfico que está siendo desarrollado en todos los rincones del país.” Concluyó Molano.

Al final, el ministro afirmó que tienen como objetivo desmantelar las ollas del microtráfico, capturar a los jíbaros, y que los programas sociales también lleguen a esos puntos donde se desmantelan las ollas de vicio y venta de alucinógenos.