A Rusia lo dejaron sin mundial, sin Facebook y sin vuelos a Europa.

Con una serie de decisiones que varias potencias del mundo han calificado de “devastadoras”, a través de sanciones de toda índole Rusia está quedando aislada del mundo, situación nunca antes vista.

La invasión a Ucrania comenzada el pasado 24 de febrero, ha generado una ola de indignación y dolor generalizo. Las potencias, han tomado acciones que en vez de ser bélicas han sido económicas y al parecer con el paso de las horas empiezan a surtir efecto.

Las sanciones económicas incluyen la congelación de activos bancarios y personales, la exclusión de determinados bancos de la red de intercambio interbancario SWIFT y el control de las exportaciones.

Entre estas sanciones, algunas tendrán un efecto a corto plazo, como la congelación de activos de personalidades consideradas cercanas al régimen.

Otras, en cambio, tendrán un efecto a más largo plazo, como las restricciones a la exportación de componentes electrónicos, subraya Olivier Dorgans, abogado especializado en sanciones en el gabinete Ashurst.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que en enero, antes de la invasión de Ucrania, apuntaba a un crecimiento del 2,8% en Rusia este año, advirtió el jueves de un «riesgo económico importante».

Las sanciones podrían afectar al crecimiento ruso en 1 o 2 puntos del PIB, calculó el viernes la empresa de análisis Capital Economics, incluso antes de la congelación de los activos del banco central o la próxima exclusión de la red SWIFT.

También podría acelerar la inflación de unos 3 puntos, según la consultora.

Por otro lado, el deporte también tomó decisiones extraordinarias contra los deportistas rusos, en una decisión que fue tomada en conjunto entre la FIFA y la UEFA, se anunció la suspensión de las selecciones nacionales y de los clubes rusos «hasta nueva orden», por ende Rusia queda expulsada del mundial de Catar y además ningún torneo se puede jugar en su país.

Las sanciones también han llegado al ámbito tecnológico y de redes sociales, Google ya dejó sin monetizar los canales de los medios Russia Today y Sputnik y ahora se suman Facebook e Instagram que bloquearán en toda la Unión Europea a los dos medios oficiales rusos.

Meta y Google no son las únicas tecnológicas con medidas contra medios rusos. Twitter prohibió que los medios rusos obtuvieran ingresos por publicidad desde el 2017, pero ahora la restricción ha sido expandida a la visibilidad de los tuits. Además de reducir la visibilidad de los tuits, Twitter ha etiquetado los tuits de los medios con la leyenda «Mantente informado. Este tuit enlaza al sitio de un medio estatal ruso».

Cabe mencionar que las aerolíneas rusas también fueron sancionadas, ninguna puede surcar los cielos de la Unión Europea, lo que pone en jaque la aviación de ese país que se encuentra en una gran encrucijada.

Es así como el mundo empieza a aislar a la súper potencia que decidió iniciar la que sería la primera guerra del siglo XXI en Europa, la pregunta que todas las naciones se hacen es ¿qué medidas de represalias tomará Vladimir Putin ?