El Oriente está entre las subregiones que reportó incremento en los homicidios en 2021.

La Gobernación de Antioquia, la Fuerza Pública y las autoridades correspondientes, entregaron el balance de seguridad y comportamiento del homicidio en 2021.

Según los datos departamentales, el año pasado, se presentaron 2.083 homicidios, es decir, hubo 54 casos más que en el 2020 lo cual representa un aumento del 2,6%.

En los datos por subregiones, se ha indicado que 6 registraron más casos de homicidios que en 2020, entre estas se encuentra el Oriente de Antioquia. Otros datos para a tener en cuenta, es que el 74% de los homicidios se producen con armas de fuego. Sin embargo, se presentaron 28 casos menos que en el 2020 con este tipo de armas y aumentaron el número de ataques con arma blanca y objetos cortopunzantes.

Durante el 2021 el 54,4% de los asesinatos se produjeron en zona rural, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año pasado, el homicidio rural aumentó en un 71% con respecto al 2020, mientras que el homicidio urbano disminuyó en un 2,2%.

“Es importante anotar, que son 1.197 metros de distancia promedio de un homicidio rural al casco urbano o centro poblado más cercanos, y 201 metros es la distancia promedio de un homicidio rural a una vía. Es decir, el homicidio rural se da en las periferias urbanas, no en la ruralidad profunda”. Explicó Luis Fernando Suárez, Seres de Seguridad Humana.

La Gobernación identificó 5 focos sobre los cuales se concentran todas las acciones para disminuir homicidios, entre ellos está el Oriente Antioqueño, allí la atención se centra en municipios como Sonsón, La Unión y Nariño.

“La meta para 2022 es tener una reducción del 10,7% de homicidios con respecto al 2021, es decir, máximo 1860 homicidios que equivalen a 27 casos por cada cien mil habitantes”. Dijo Suárez Vélez.

Según las autoridades en el Oriente Antioqueño se han dado disputas entre organizaciones ilegales locales y outsourcing delincuencial de GDCO, lo que ha provocado el incremento en los casos.