A pesar del pico de la pandemia, regreso a clases presenciales se mantiene en firme.

Colombia y la región se mantienen en alerta por el gran incremento de contagios de COVID-19 que se evidenció durante la primera semana del 2022 al parecer por la variante Ómicron.

Ante esta situación, nuevamente la inquietud sobre el regreso a clases presenciales vuelve a generar debate en el país, mientras que varios padres de familia y Fecode dicen que es un riesgo la presencialidad total, para psicólogos y el Gobierno, es totalmente necesario que los estudiantes vuelvan a tener esa interacción física con sus compañeros y docentes tras dos largos años de estudio virtual y alternancia.

“La educación presencial es una obligación con nuestros jóvenes, sus proyectos de vida y su salud mental. Por eso se ha cumplido en las condiciones para el retorno: $ 1,2 billones para bioseguridad. Prioridad en la vacunación a docentes”. Dijo la ministra de Educación María Victoria Ángulo.

Por su parte Fecode alertó que con las variantes y con el alto índice de contagio que tiene Ómicron, los aforos tendrían que evaluarse y pensar en no tenerlos al 100%. Es decir, que se pondría en duda la viabilidad de retornar a una presencialidad total.

“Desde que firmamos el acuerdo con el Gobierno Nacional en el 2021, ratificamos como magisterio nacional nuestra voluntad de volver a la presencialidad, pero con todos los elementos de bioseguridad, por lo que esperamos que el Gobierno se ponga la camiseta y nos garantice las condiciones para salvaguardar la vida de nuestras comunidades educativas y hoy más, cuando los casos de COVID- 19 están en ascenso vertiginoso”. Afirmó el presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Willliam Velandia.

A pesar del rápido avance que ha tenido la variante Ómicron, que ya es predominante en el país, todo parece indicar que el Gobierno no tomará ninguna medida extraordinaria que aplace la vuelta a la presencialidad y en menos de dos semanas, los estudiantes volverán a clases en la mecánica que se tenía en la época pre pandemia, es decir, con un aforo al 100%.