Ministerio de Salud redujo los tiempos de aislamiento para los enfermos de COVID-19.

Este viernes 7 de enero, el ministro de Salud Fernando Ruiz, anunció cambios en los tiempos de aislamiento por casos de COVID-19 y la toma de pruebas, especialmente tras la urgencia por el aumento de contagios relacionados con la variante ómicron.

De acuerdo con la cartera de salud, todas las personas que tengan síntomas como flujo nasal, fiebre, dolor de cabeza, malestar general, entre otros, y que puedan estar relacionados específicamente con una infección del virus, deben guardar un aislamiento continuo de máximo siete días. Cabe recordar que antes era de 15 a 20 días.

Además, pidió a las personas que tengan síntomas que el aislamiento se haga lo más pronto posible para contribuir en el corte de la transmisión del virus.

Por otro lado, el ministro aseguró que de ahora en aldelante, las pruebas no se le realizarán a todo el mundo, es decir, en esas personas, especialmente si se trata de jóvenes, no es necesario que se realicen una muestra para determinar si tienen la enfermedad, dado que la sintomatología ya es una evidencia concluyente de la posibilidad de presencia de una infección por la variante Ómicron, y que por ende, podrá realizarse el diagnóstico con criterios clínicos con nexo epidemiológica.

Por último el Ministro, recalcó la importancia de no asistir a los centros médicos en estos momentos, donde se está presentando una grave congestión de los servicios. Desde el MinSalud se recomendó asistir si se tiene pérdida en el estado de conciencia, dificultad respiratoria o dolor en el pecho.

“Esas tres condiciones pueden implicar que estas personas asistan a los servicios de salud. En el caso de los demás deben mantener su aislamiento de siete días y permanecer en casa sin que sea necesario que se realicen la prueba ni vayan a los servicios de salud, a menos que por su evolución clínica, o criterio médico se considere que sea necesario”. Explicó Fernando Ruiz, jefe de la cartera de Salud.

Finalmente, aseguró que las personas que sean contactos estrechos de alguien que tuviera síntomas y que vivan en la misma vivienda, pero no tengan síntomas, no tendrán que tomarse la prueba ni hacer el aislamiento preventivo si tienen el esquema completo de vacunación.