¡Aproveche! Ruta del Consumidor llega a El Carmen de Viboral.

El equipo de la Ruta del Consumidor brinda apoyo a las autoridades locales y demás organizaciones que tienen relación con la protección de los derechos del consumidor en lo que respecta a la inspección, vigilancia y control en materia de protección al consumidor y metrología legal (pesas y medidas).

La Ruta del Consumidor de la Red Nacional de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio estará en el Parque Principal de El Carmen de Viboral. Allí se brindará asesoría gratuita frente a posibles inconformidades que los consumidores tengan en la cadena de comercialización de bienes y servicios con productores, proveedores y expendedores.

Este es un programa de la Superintendencia de Industria y Comercio a través de la Red Nacional de Protección al Consumidor, desarrollado en el marco de lo establecido en la Ley 1480 de 2011 (Estatuto del Consumidor), donde su objetivo principal es recorrer el país brindando atención a los ciudadanos en la protección de sus derechos como consumidores de bienes y servicios, así como orientar en trámites relacionados con quejas y demandas en esta materia, para posteriormente dar traslado a las autoridades competentes.

Los interesados podrán acceder a orientación gratuita en protección de datos personales «Habeas Data», telecomunicaciones, fallas en un producto o de baja calidad, problemas en la prestación de un servicio, incumplimiento de garantías, información engañosa, inconvenientes con el precio de un producto o el pago de un servicio, entre otros.

Durante su paso por El Carmen de Viboral, la Ruta del Consumidor responderá a inquietudes relacionadas con autorizaciones de medicamentos o citas médicas de parte de las EPS, el incremento del valor de los planes de telefonía, televisión o internet sin informar sobre la modificación de las tarifas, utilización de datos personales sin autorización o suplantación de identidad para comprar productos o servicios, inconformidades con el sector financiero, inconvenientes con la factura de servicio público domiciliario, cláusulas abusivas en el contrato de productos o servicios, garantías en productos, además de otros trámites.