«Chivas Rumberas» el dolor de cabeza de las autoridades; pasajeros irresponsables incluso orinan por las ventanillas.

A través de redes sociales varios ciudadanos y conductores, han venido denunciado un incremento en el servicio llamado “Chivas Rumberas” las cuales son conocidas así, pues en su interior se encuentra acondicionado una pista de baile lo que asemeja una discoteca.

Esta “Novedosa”  forma de realizar la rumba, es conocida en Medellín, pues comúnmente cada año en época decembrina, estos vehículos son empleados para tal fin.

Fue así como en vídeo habría quedado registrado un bochornoso hecho en el cual, según el denunciante, un grupo de jóvenes que se desplazaba en una de estas chivas en el fin de semana anterior, realizaron actos impúdicos,  fue testigo de como una de estas personas orinaba a través de la ventana, acto repudiado por los conductores que, a esa hora se desplazaban por la autopista Medellín – Bogotá.

Y es que al parecer esta no sería la única oportunidad en que estos vehículos han sido sorprendidos infringiendo las normas, pues es común ver a pasajeros en alto estado de embriaguez a bordo de las mismas, algo que representa un riesgo no solo para quienes “Rumbean” de esta manera, también para los demás actores viales.

Nosotros como autoridad de tránsito vamos a hacer un control exhaustivo referente a este hecho, ya que estas chivas rumberas son un peligro, si no se hace un uso adecuado de ellas, vamos a hacer un control sobre los límites de ruido, de igual manera, si algún usuario o pasajero de estas chivas está incumpliendo la norma, vamos a hacer una regulación para así evitar de pronto un accidente en nuestro municipio”, Afirmó Miguel Ángel Arbeláez, supervisor de agentes de tránsito del municipio de Rionegro.

Estos autobuses con techo y sin ventanas estarían circulando llenos de gente por varios municipios,donde los pasajeros hacen el recorrido por los principales puntos turísticos con música, y en la mayoría de ocasiones, con alguna sustancia alcohólica, por lo que representa un riesgo mayor.

Sin embargo, la Ley 1101 de 2006 incluye las chivas como prestadoras de servicios turísticos, por lo que su práctica debe ser regulada.

Según Arbeláez, el uso inapropiado de estos vehículos atenta contra el Código Nacional de Transito si los pasajeros están por fuera del vehículo o poniendo en riegos sus vidas, lo mismo si incumple la norma de ruido, por lo tanto, si esta práctica incumple con alguna de estas normas se podrá interponer denuncio ante las autoridades