¿Homicidio Culposo?: Joven que practicaba «Gravity» murió al caer entre las llantas de un camión.

Sobre la 1:30 p.m. de este sábado 7 de agosto, se registró un grave accidente de tránsito en la autopista Medellín – Bogotá, cerca a la empresa Argos, hechos en los que, dos jóvenes que iban a bordo de una bicicleta tipo «Gravity» y que al parecer subían pegados de la parte trasera de un camión, cayeron al suelo, donde otro vehículo pesado que venia en el mismo sentido les paso por encima.

Uno de los jóvenes quien seria menor de edad, falleció de forma instantánea en el lugar, el segundo de ellos fue trasladado a un centro asistencial donde permanece en delicado estado de salud.

Este tipo de accidentes se ha vuelto recurrente en varias zonas del Oriente Antioqueño y la autopista Medellín -Bogotá, donde al menos 3 personas han muerto en hechos similares a los acontecidos esta tarde.

La identidad de estos jóvenes aun no ha sido dada a conocer, pues no portaban documentación; según las autoridades y testigos ambos son resientes del sector de Moravia.  

Homicidio culposo

Lastimosamente este tipo de hechos suelen ir mas allá de la afectación causada a las víctimas, en la mayoría de casos, los vehículos involucrados en estos accidentes al igual que sus conductores, son vinculados de manera directa con el proceso a nivel jurídico; en materia de legislación de tránsito, los hechos donde hay víctimas fatales son tipificados como Homicidio Culposo o involuntario, procesos que suelen tardar meses e incluso años, donde los mayormente afectados son los mismos conductores que, pese a no tener responsabilidad o culpa alguna sobre estos hechos de imprudencia e irresponsabilidad, terminan respondiendo ante la justicia y en ocasiones reparando de manera injusta a las familias de los fallecidos.

Hace algunos meses el concesionario DEVIMED realizó una campaña en la cual convocaba a los conductores o motociclistas que fueran testigos de hechos como estos, a darle aviso a los vehículos pesados o de transporte público, cada vez que vieran a estas personas  realizando practicas riesgosas, tocando el pito tres veces, conducta que ayuda a disminuir la práctica de estos actos.