La cejeña Estefanía Aristizábal, conquistó su primera medalla de Oro Nacional en Atletismo.

José Santos fue su primer entrenador; inició en el 2014 lo que hoy es una eficiente carrera deportiva. Viene de cosechar dos medallas en un torneo nacional de Atletismo y quiere seguir sumando triunfos para su municipio.

 

Estefanía Aristizábal es una atleta joven, comprometida y muy enfocada en el alto rendimiento deportivo. Luego de 5 años de iniciación, cambió de entrenador para buscar mejorar sus marcas y demostrar porqué es una buena velocista del  deporte base.

«Fueron cinco años de proceso con mi primer entrenador, recibí muy buena formación y bases y ya quería entrar en el alto rendimiento; cambié de entrenador y es ahí cuando mi proceso lo empieza a llevar Víctor Hugo Ocampo.» dijo Estefanía.

Este deporte hace parte esencial de su vida, «Llevo 7 años practicando el atletismo, amo correr, amo lo que hago”, afirmó.

La cejeña tiene un importante recorrido en el atletismo, razón que la ha impulsado a grandes eventos, como en el que participó hace unos días y donde fue protagonista. «Participé en el Campeonato nacional de Fondo y Semi fondo donde obtuve medalla de Oro en 10.000 metros planos y Bronce en 5.000 metros planos. Fueron dos carreras que me tenían demasiado nerviosa porque se venía haciendo una buena preparación, sabía que habían atletas nacionales con muy buen nivel, sin embargo salí a darla toda», dijo.

Se espera que cuando hay una buena preparación, hay bueno resultados, pero este último certamen fue un cúmulo de emociones para la deportista. «Cuando gané el 10.000 no me lo creía porque yo nunca había ganado una medalla nacional porque muchas personas, pues… no creían en mi proceso, pero fue algo que llegó y fue algo muy bonito cuando recibí la medalla y cuando llamé a mi familia y a mi entrenador a contarles.»

Dicen que las cosas llegan en el momento indicado. Sumar la primera medalla nacional, más que un motivo de orgullo, se convierte en un compromiso consigo misma, pues ahora todos esperan que continúe con esa buena racha.

«En los 5.000 metros fue una carrera muy dura por el clima, habían competidoras muy fuertes y se hizo lo mejor; venía fatigada del 10.000 pero cuando salí dije: ¡A muerte! – se ríe- y como se dice, se dieron las cosas y gracias a Dios vamos a seguir avanzando.»

Ahora se prepara para competir en el Campeonato Nacional Sub-23 y buscará un cupo al Suramericano de Atletismo que será en Guayana Francesa y allí, se espera que se tenga esta posibilidad para la cejeña.