Infraganti: Venezolano se robó tapa de alcantarilla pero la comunidad lo obligó a devolverla.

El pasado 18 de junio en horas de la noche, un hombre de nacionalidad venezolana y que trabaja como reciclador por algunas calles del municipio de Rionegro, hurtó una tapa de alcantarillado en el barrio los Lagos del municipio de Rionegro.

El hecho quedó registrado en una cámara de seguridad del sector, en donde se aprecia en vídeo, como un hombre retira la tapa de una de las alcantarillas y la guarda en su carreta, la cual es usada para recolectar reciclaje en los barrios del municipio. Como si de un plan se tratara, el sujeto se tapa el rostro con una capucha una vez realizado el cometido, con el fin de no ser reconocido por los vecinos.

No obstante algunos habitantes del barrio lograron identificar al sujeto, logrando ubicarlo a la mañana siguiente, cerca al hospital regional, allí algunas personas le hicieron  vaciar la carreta, encontrando entre sus pertenencias la tapa que había sido removida la noche anterior.

El fenómeno del robo de tapas de alcantarilla, es un delito que afecta no solo las condiciones estructurales de los sistemas de drenaje, sino también, la integridad de personas y vehículos, pues los huecos son invisibles ante la percepción de peatones o conductores; de hecho en otro sectores del municipio, varias personas han denunciado el hurto de estos elementos, los cuales son repuestos por las entidades responsables, pero nuevamente removidos por los amigos de lo ajeno. 

En el sector de La Pola, este tipo de hechos ha afectado a varios conductores, según manifiesta la propietaria de un reconocido negocio de la zona, en una alcantarilla que esta afuera de su negocio, por semana al menos 3 vehículos se ven  afectados, pues conductores que suelen parquear de manera provisional, son víctimas del hueco que dejan los ladrones de tapas de alcantarilla, según esta persona, los delincuentes también serían venezolanos que suelen trabajar como «recicladores».

Actualmente la administración municipal de Rionegro, a través de su secretaría de gobierno, vienen trabajando para mitigar este tipo de hechos que, ademas son considerados como un delito, el cual contempla penas privativas de la libertad de hasta 3 años, gracias a los esfuerzos en articulación con  CMC, se ha logrado disminuir este delito que aun así, se sigue presentando, por ende el denuncio ciudadano se hace indispensable ante este tipo de hechos, como el ocurrido en la noche del viernes en el barrio Los Lagos.