Concejales de Rionegro rechazan injurias lanzadas por periodista.

El pasado martes 15 de junio, el periodista Juan Esteban Trujillo, del medio de comunicación Archivos Oriente, publicó en sus redes sociales, un vídeo en el cual, lanzó una serie de acusaciones en contra de los concejales de Rionegro, manifestando según él que «Hay una corporación llamada Concejo de Rionegro, la cual está conformada por energúmenos, analfabetas, seres que no saben usar un diccionario y que nunca han leído un libro«.

Ante esto, varios de los concejales advirtieron como impropia la publicación, en la cual además, señaló a uno de los corporados de ser partícipe de la comisión de un delito, «Qué se puede esperar de alguien que habita en el mundo del micro tráfico, aquí estoy y no temo a tu relaciones ni amigos, ni a nadie«, expuso el comunicador.

Es así como en la mañana de hoy, el Concejo de Rionegro emitió un comunicado en el que, rechaza las mencionadas injurias:

«Durante la sesión ordinaria del miércoles 16 de junio del año 2021, los concejales y concejalas de Rionegro rechazaron en pleno las afirmaciones de un ciudadano en las que realiza acusaciones sin fundamento en contra de uno de los corporados. En el Concejo Municipal de Rionegro se respeta el derecho a la libre expresión; pero, no se tolera que señalamientos injuriosos, calumniosos y sin sustento contra uno de sus integrantes y de la institución, pongan en tela de juicio el trabajo de los 17 integrantes de la entidad”, reza el comunicado emitido por la Corporación.

Por su parte, el Concejo de Rionegro ratificó que “Los Concejales y Concejalas de la ciudad seguirán trabajando en representación de las comunidades, fieles a los principios legales y constitucionales que enmarcan la actividad de la Corporación Municipal de los rionegereros y rionegreras«.

Según conoció Entre Ceja y Ceja, el corporado afectado y otros concejales estarían ad portas de denunciar  de manera penal al comunicador.

El Código Penal Colombiano en su artículo 220, así tipifica el delito de Injuria, «El que haga a otra persona imputaciones deshonrosas, incurrirá en prisión de dieciséis (16) a cincuenta y cuatro (54) meses y multa de trece punto treinta y tres (13.33) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes«.