Atención: Tribunal suspende las marchas programadas para mañana.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó suspender las marchas del 28 de abril

En las últimas horas, la alta corporación ordena a las autoridades nacionales y locales acatar esta medida cautelar y derogar de inmediato los permisos otorgados para las protestas.

La corporación restringe manifestaciones del 28 de abril hasta que en el país exista inmunidad de rebaño, ordenando que:

«Decretar de manera oficiosa como medida cautelar provisional el aplazamiento de las manifestaciones a llevarse a cabo el día de mañana veintiocho (28) de abril de y primero (1º) de mayo de 2021 hasta tanto se implemente un protocolo de bioseguridad o se alcance la inmunidad de rebaño con la vacunación contra la pandemia COVID-19 y sus mutaciones que garantice a los manifestantes como a los terceros de que se da cuenta en esta providencia los derechos fundamentales a la salud, la vida y la salubridad pública de tal manera que los tutelantes y manifestantes como las autoridades accionadas salvaguarden en especial los derechos de los niños, de las personas de la tercera edad, de sus familias y de los médicos que segundo a segundo están exponiendo su vida en las UCI de los hospitales y clínicas para proteger la vida de los infectados por el referido virus», se lee en el fallo.

En este citado también se hace un fuerte llamado en su orden manifestando que «Ordenar a los alcaldes de las diferentes ciudades de Colombia y a los gobernadores de departamento que de manera inmediata a la notificación de esta providencia procedan a informar y darle publicidad en los medios de comunicación más expeditos con el fin de que los manifestantes se abstengan de realizar el día de mañana 28 de abril como el 1º de mayo manifestaciones púbicas en las diferentes vías del territorio nacional.»

En el Oriente Antioqueño solo se ha pronunciado el alcalde de Rionegro, frente a este fallo emitido en las ultimas horas «somos respetuosos del derecho a la protesta pacífica, pero no es momento de aglomeraciones; es ahora cuando debemos aumentar los protocolos de bioseguridad para proteger la vida y la salud. De llegarse a dar las marchas no se permitirán bloqueos o alteración del orden público».