Se conocieron detalles de la captura del presunto homicida de joven marinillo.

Se estaría manejando como hipótesis «ajustes de cuentas de tipo personal» pues la victima no poseía ningún antecedente.

En horas de la madrugada del pasado 19 de abril, en un operativo conjunto entre la Sijin y Fiscalia General de la Nación a través de el Cuerpo Técnico de Investigación CTI seccional Rionegro, se logró la captura del presunto homicida del joven de 19 años Franklin Guzmán, desaparecido desde el 15 de abril en Rionegro y que fue encontrado sin vida en la mañana del domingo 18 de abril, en un predio cercano al Puente Mejía.

Según las autoridades, la captura de este individuo se dio en zona rural del municipio, luego que con la ayuda del CMC y otras evidencias se lograra individualizar e identificar al presunto asesino, quien en principio fue capturado por el delito de «receptación» horas mas tarde ante un juez de control de garantías, en una de las audiencias preliminares se decidió no dictar medidas cautelares con detención  intramural, por lo que el detenido habría quedado en calidad de libertad condicional, mientras se recolectaban pruebas contundentes en su contra, pues en el inicio de la investigación, la cual fue realizada en tiempo récord por las autoridades judiciales, solo se halló al  presunto homicida con algunas pertenencias de la victima, pero sin ninguno factor que lo relacionaran de manera directa con el homicidio.

Vídeos del CMC habrían sido pieza fundamental para que 12 horas mas tarde, un juez dictara orden de captura, esta vez por el delito de homicidio, pues en varias cámaras quedo grabado el momento en que establece contacto con esta persona en el sector de la galería, cerca al lugar donde trabajaba, posteriormente en las periferias de la unidad deportiva.

Según el ente investigador, el hombre de entre 30 y 38 años y que por motivos de seguridad no revelaremos su identidad, fue quien dejo el cuerpo sin vida de Franklin Guzmán en un matorral ubicado cerca al Puente Mejía. La inspección técnica del cadáver realizada por la SIJIN,  arrojó que el cuerpo fue encontrado semi desnudo y con las manos atadas.

Si bien las autoridades no han revelado los motivos de este asesinato, se estaría manejando como hipóstesis «Ajustes de cuentas de tipo personal» pues la victima no poseía ningún antecedente, por el contrario era conocido como un joven alegre, servicial y comprometido con su trabajo y estudio de Contaduría Publica.